Aceptando las cosas como son

Original - Marzo 21 de 2012

Usualmente luchamos para mejorar nuestras vidas porque no estamos satisfechos con como son las cosas.

Sé como es esto porque yo lo he vivido.

No me gusta como me veo, así que intento mejorarme a mi mismo.

No me gusta mi casa, así que trabajo para conseguir una mejor.

Quiero que todos alrededor mio también mejoren, así que los empujo a que cambien, y me frustro cuando no lo hacen.

Esta lucha nunca termina.

Cuando no estamos satisfechos con como son las cosas, incluyéndonos a nosotros mismos, hacemos cambios, ¿pero luego que?

Aún estamos insatisfechos, porque la causa raíz de este problema no son las cosas a nuestro alrededor (o como nos vemos, etc.), sino nuestras expectativas.

Esperamos que las cosas sean diferentes.

Esto significa que de alguna forma siempre estamos infelices, ya que las cosas no cumplen nuestras expectativas.

Intentamos corregir este problema cambiando el mundo a nuestro alrededor, intentando hacer que otros cambien, intentando cambiarnos a nosotros mismos.

Nuestra compulsión a gastar, a consumir, a comprar más cosas... allí también está la raíz de esto.

Y así, el minimalismo es un intento de arreglar esa compulsión, pero eso solo puede hacerse una vez pongamos nuestra atención en el problema raíz:

Nuestras expectativas.

Siéntate un minuto y mira las coas a tu alrededor. ¿Estás feliz con ellas, o te gustaría cambiarlas?

Piensa sobre lo que haces cada día, y pregúntate si estás feliz con tu vida diaria, o si te gustaría cambiarla.

Piensa en las personas en tu vida, y pregúntate si estás feliz con ellas, o si te gustaría cambiarlas.

Piensa sobre ti mismo, y mira si hay cosas con las que estés insatisfecho, y si te gustaría cambiarte a ti mismo.

Ahora, por cada cosa que pienses que necesita cambio, intenta sentarte por un minuto y ver si puedes simplemente aceptar cada una como son en este momento.

Mira si puedes aceptar a cada persona en tu vida por quienes son, exactamente como son.

Mira si puedes aceptar tu cuerpo por lo que es, sin la necesidad de cambio.

Esto toma práctica, así que si no te va muy bien primero (y yo aún no soy un maestro en esto), practica.

De seguro es un proceso que te iluminará.

Esto no significa que nunca cambiaremos nada.

Podemos desarrollar hábitos saludables y hacer que nuestros cuerpos sean sanos con el tiempo, pero podemos hacerlo mientras estamos felices por quienes ya somos.

El cambio es inevitable, pero no necesariamente requiere que no aceptemos las cosas como son, que no estemos felices con las cosas como ya lo son.

Una vez nos volvamos felices con las cosas, personas, y nosotros mismos... como somos... podemos volvernos completos, sin necesitar gastar dinero para llenar huecos en nuestras vidas.

Luego el minimalismo se vuelve una posibilidad, porque una vez aceptamos las cosas como son y estamos bien con ello, podemos simplemente deshacernos de lo innecesario, y estar contentos con poco.


← Regresar a la Tabla de Contenidos

↓ Tu atención por favor ↓

Dime, ¿estás interesado/a en aprender inglés?

¿Te gustaría poder aprender tan bien el idioma que puedas entender prácticamente todo lo que leas y escuches en inglés?

¿Te gustaría poder comunicarte en inglés sin problema, tanto por escrito como hablando?

Si es así, te invito a visitar Inglesk.com.

Allí aprenderás cómo aprender inglés por tu propia cuenta, usando contenido que de verdad disfrutes, y sin tener que memorizar reglas gramaticales.

¡Haz clic aquí para entrar a Inglesk.com y aprender cómo dominar el inglés de una vez por todas!