Carga menos, o bolsillos como aire

Original – Septiembre 9 de 2009

¿Que tanto cargas contigo cada día?

Esto es algo sobre lo que no pensamos muy a menudo, pero cada objeto que llevamos con nosotros es una pequeña carga, y estas pequeñas cargas se van sumando.

Estas cargas contribuyen a nuestra fatiga general, son una cosa más de la cual preocuparnos, y pueden causarnos problemas de espalda si cargamos mucho.

Esto es algo en lo que he mejorado mucho en mi vida, empezando hace un par de años cuando decidí intentar volverme tan minimalista como fuese posible.

Como Robert Daeley dijo en un artículo antiguo llamado Zen Pockets:

En el espíritu de Get Things Done (Completar Cosas), en el cual tú intentas vaciar tu cabeza de toda la chatarra y preocupaciones para que puedas concentrarte creativamente en la tarea a la mano, miremos lo que nos agobia para ver si podemos deshacernos un poco de nuestras vestiduras de Sísifo.

¿Mente como agua? Conoce a bolsillos como aire.

Veamos como podemos lograr tener bolsillos como aire.


Lo que la gente normalmente carga


¿Que hay en tus bolsillos, maleta, bolso y/o maletín? ¿Con que cargas antes de salir de casa? He aquí algunos ejemplos de cosas con las que carga la gente:

* Billetera, la que contiene dinero, muchas tarjetas, etc.

* Bolso, el cual contiene cosas de cuidado del cabello, maquillaje, pañuelos, libro de direcciones, etc.

* Computador portátil con cables y accesorios.

* Maletín con archivos y papeles.

* Celular, PDA, iPhone u otro dispositivo móvil.

* Maleta.

* Libros.

* Llaves.

* Cuaderno.

* Lapiceros.

* Organizador en papel, también conocido como el PDA de los hipsters.

* Reloj.

* Cosas de aseo.

* Taza de café.

* El almuerzo.

* Un kit de cosas como bocadillos, pañuelos, curitas, etc.

* Un bati-cinturón

OK, el último solo aplica para Batman, pero los otros son muy comunes. Yo también cargaba la mayoría de estos elementos al mismo tiempo.


Mis bolsillos minimalistas


En estos días, he reducido lo que cargo a algo más simple:

* Celular (no un iPhone – este celular solo hace llamadas, no tiene email ni Internet).

* Llaves – aunque cuando no estoy manejando solo traigo el control remoto para abrir el carro, no las llaves.

* "Billetera" liviana – en realidad es una banda elástica gruesa con mi identificación, tarjeta débito y billetes.


Y eso es todo. A veces traigo conmigo un libro, otras veces un cuaderno, otras veces un computador portátil en una maleta si voy a escribir algo. Todo depende de qué planes tenga.

Notarás que no cargo muchas cosas electrónicas conmigo (solo cargo mi computador portátil una o dos veces a la semana), no tengo reloj, no tengo mucho en mi "billetera", y no tengo ningún producto para arreglo del cabello (mi cabeza afeitada ayuda con eso, por supuesto).


Como llegué hasta el minimalismo


No llegué a este punto de la noche a la mañana. Llegué a este punto reduciendo mis necesidades y examinando cada objeto para ver si realmente necesitaba cargar con él.


1. Reduciendo necesidades. Como lo mencioné, cuando decidí afeitar mi cabeza, eso significaba que ya no necesitaría productos para el cabello.

No estoy diciendo que necesitas afeitarte la cabeza, pero puedes considerar formas en las que puedas reducir tu necesidad de esos productos para simplificar las cosas.

También decidí que no necesitaba un reloj, ya que (1) prefiero no preocuparme mucho sobre que hora es y (2) si necesito saber la hora, la puedo mirar en mi teléfono.

Decidí que no necesito un dispositivo móvil como un iPhone o Blackberry, ya que aunque sería genial mirar mi email y buscar algo en Internet o ver como va mi sitio web o mi negocio mientras estoy por fuera, prefiero no tener esa constante distracción.

Me gusta estar en el momento, especialmente cuando estoy con mi esposa o hijos o con un amigo. Me gusta que no me interrumpan.

Piensa en tus necesidades y si de verdad son necesidades, o si pueden ser eliminadas o reducidas.


2. Pon a prueba cada objeto. Considera cada objeto que tomes contigo, y si realmente los usas todos los días. Si no, solo carga con ellos en días en que los necesitarás.

Si cargas con un maletín lleno de archivos que nunca abres, ¿por qué cargar con ese maletín de aquí para allá?

De hecho, ¿por que no mantener tus archivos en el computador y acceder a ellos por Internet, desde cualquier lugar?

Si tienes algún tipo de bolso, haz que cada elemento en el bolso o maleta pase esta prueba crítica: ¿Tú realmente lo usas todo el tiempo? ¿Realmente lo necesitas?

Si no, considera dejarlo en casa, o si no puedes decidir, ponlo en la guantera para que no tengas que estar cargando en él. Yo hice esto por un tiempo, solo para sentirme seguro, y terminaba nunca necesitando esos objetos.


Sé liviano


Es genial caminar por ahí sin cosas que te añaden más peso. Te sientes más liviano y libre. Es menos carga.

Hay algo apacible sobre caminar sin todas estas distracciones. Puedes enfocarte en el maravilloso mundo que te rodea. Puedes hablar con un amigo o familiar sin interrupciones. Puedes crear sin distracciones.

Camina liviano, y sé liviano en tu corazón.


← Regresar a la Tabla de Contenidos

↓ Tu atención por favor ↓

Dime, ¿estás interesado/a en aprender inglés?

¿Te gustaría poder aprender tan bien el idioma que puedas entender prácticamente todo lo que leas y escuches en inglés?

¿Te gustaría poder comunicarte en inglés sin problema, tanto por escrito como hablando?

Si es así, te invito a visitar Inglesk.com.

Allí aprenderás cómo aprender inglés por tu propia cuenta, usando contenido que de verdad disfrutes, y sin tener que memorizar reglas gramaticales.

¡Haz clic aquí para entrar a Inglesk.com y aprender cómo dominar el inglés de una vez por todas!