Como estar menos ocupado en un mundo tan, tan ocupado

Original – Septiembre 11 de 2009

La mayoría de nosotros estamos muy ocupados casi todos los días.

A algunos les gusta que sea así – estar ocupado es casi un símbolo de estatus, ya que eso demuestra que eres importante y productivo y progresista y exitoso.

Si estás en una reunión importante y estás enviando emails en tu Blackberry y haciendo llamadas, entonces debes ser importante, ¿verdad?

Yo digo que deberíamos rechazar este pequeño juego de quien está más ocupado que quien. Deberíamos salirnos de ese juego.

Deberíamos decir, "Prefiero encontrar paz mental, y poder relajarme, y pode disfrutar la vida, que permitir que la vida me pase por delante solo para poder ser 'productivo' y mostrarle a todos lo importante que soy."

OK, tal vez diga algo más corto en vez de eso, como "No gracias".


Por qué estar ocupado es una trampa de tontos


El problema con estar ocupado es que nunca termina. Jamás dejarás de estar ocupado (a menos que hagas un esfuerzo muy consciente), ya que la lista de cosas por hacer, los emails, los mensajes de texto y llamadas, las reuniones y reuniones y reuniones y sí, más reuniones... no tienen final.

Somos hamsters en una rueda, corriendo sin propósito, excepto para hacer feliz a un jefe, para hacer dinero para alguien más, o tal vez para hacer dinero para nosotros mismos... ¿pero con qué objetivo?

La rueda de hamster nunca se acabará. Nunca hay un final, ya que no hay un destino.

¿Pero adivina qué? El viaje es el destino. Ya estamos allí – lo que hagamos hoy es lo que nuestra vida es, de lo que se trata.

¿De verdad es estar ocupado el significado de la vida? ¿O hay algo más? ¿Hay una mejor vida?

Yo creo que deberíamos romper con el estado de estar siempre ocupado por cosas con más valor. Romper con lo urgente a favor de lo importante.

Y aún así, si estamos haciendo cosas importantes, no deberíamos llenar cada minuto con cosas importantes. Necesitamos aprender a relajarnos, a ser felices, a disfrutar la vida. De resto, no vale la pena vivirla.

Necesitamos re-descubrir como se siente el no hacer nada, sentarse quieto, disfrutar del silencio.

Necesitamos poner más espacio entre las cosas, en vez de atiborrarlas todas juntas todo el tiempo. Dejemos de estar ocupados, y empecemos a ser felices.


Como estar menos ocupado


Todo empieza con la decisión: 'Quiero estar menos ocupado. No quiero seguir haciendo esto.'

Lo que sigue realmente depende de que tanto control tengas de tu día.

Si tú por lo menos tienes algo de control: Crea dos listas: Una con tu día ideal, y otra con todas las cosas que llenan tu día (todos tus compromisos).

Empieza a eliminar compromisos que no son esenciales, que no hacen que tu día sea ideal – llama o envíale un email a las personas con quienes tienes ese tipo de compromisos y diles que ya no puedes seguir comprometido con ellos, que no tienes el tiempo. La gente estará decepcionada, pero sobrevivirán.

Luego empieza a seguir tu horario ideal. Asegúrate de que haya espacio entre cada evento, de tal forma que no tengas que apresurarte.

Aparta bloques de tiempo amplios para que puedas enfocarte en crear y hacer lo que te hace feliz.

Deja por lo menos un bloque amplio para hacer cosas no relacionadas con tu trabajo, ya sea pasar tiempo con tu familia, ejercitarte, seguir un hobby, o simplemente relajarte.

Revisa tu lista de cosas por hacer y mira que puedes eliminar o delegar o posponer para después.

Cada día escoge una o tres cosas en las que te enfocarás. Ten un bloque de tiempo designado al email y llamadas y tareas pequeñas, de tal forma que no te interrumpan durante el día.

Desconéctate del Internet durante periodos largos de tiempo. Cuando vayas a algún lugar, apaga tu celular, o déjalo en casa, para que puedas desconectarte del mundo del Internet y las interrupciones, y te conectes al mundo real con gente real.

Elimina distracciones e interrupciones para que no estés siempre cambiando tu atención entre cosas.

Evita las reuniones. En serio. Estas llenan tus días sin que seas productivo.

Haz una sola tarea a la vez en vez de intentar hacer muchas a la vez. Enfócate en las cosas importantes en vez de un montón de cosas pequeñas.

Si te das cuenta de que acabas de abrir una pestaña para leer algo, guárdala en tus favoritos o usa un servicio como Pocket/Delicious/Instapaper/etc. para guardarla y leerla después.

Y disfruta de la paz. Relájate, toma siestas, respira.


Si tienes poco control: Revisa que tanto de lo anterior puedes implementar – podrías implementar más cosas de las que crees.

Anotar tu día ideal, eliminar compromisos, simplificar tu lista de tareas, enfocarte en una tarea a la vez, eliminar distracciones e interrupciones... la mayoría de personas pueden hacer estas cosas, y si no, la mayoría de estas cosas o por lo menos unas pocas de estas.

También habla con tu jefe. Dile a tu jefe que te gustaría ser más "productivo" y que las interrupciones y reuniones están interfiriendo con tu capacidad de completar más cosas importantes.

Dile a tu jefe que es lo que te gustaría lograr, y que te gustaría cambiar sobre tu horario. Discútanlo y lleguen a un acuerdo.

Además, considera cambiar de trabajo si definitivamente no tienes ningún control. Esto es un cambio a largo plazo, obviamente, pero es posible, y tal vez hasta deseable. Es por lo menos algo a considerar.


Al final, sean cuales sean los cambios que hagas, puedes estar menos ocupado si simplemente cambias tu mentalidad a una en donde vives en el presente en vez de siempre estar pensando en otras cosas.

Ve más despacio, respira, disfruta cada momento. Aprende a enfocarte en lo que está en frente de ti, y encuentra paz en lo que sea que hagas.

Luego alza tu puño hacia el mundo en señal de victoria y ríe silenciosamente después de haber derrotado este mundo tan, pero tan ocupado.


← Regresar a la Tabla de Contenidos

↓ Tu atención por favor ↓

Dime, ¿estás interesado/a en aprender inglés?

¿Te gustaría poder aprender tan bien el idioma que puedas entender prácticamente todo lo que leas y escuches en inglés?

¿Te gustaría poder comunicarte en inglés sin problema, tanto por escrito como hablando?

Si es así, te invito a visitar Inglesk.com.

Allí aprenderás cómo aprender inglés por tu propia cuenta, usando contenido que de verdad disfrutes, y sin tener que memorizar reglas gramaticales.

¡Haz clic aquí para entrar a Inglesk.com y aprender cómo dominar el inglés de una vez por todas!