La codicia por las cosas nuevas

Original - Octubre 22 de 2009

Hace un par de días escribí sobre las alternativas a comprar cosas nuevas, y alguien me respondió en Twitter:

"¡Yo quiero tener dinero para comprar cosa nuevas!"

O algo así (tengo mucha pereza como para regresar y buscar el trino). Esto refleja un sentimiento muy común: Muchas personas no quieren ser frugales, no quieren conservar, no quieren ser minimalistas... ellos quieren comprar cosas nuevas.

Inclusive aquellos de nosotros que intentan ser minimalistas tienen esas ansias - por ejemplo, cuando Apple anunció sus nuevos productos el día de ayer, me gasté la mayoría del día babeando, codiciando el iMac de pantalla más grande y el nuevo mouse inalámbrico.

La verdad es que mi pulso se eleva y me da una subida de adrenalina cuando pienso sobre esos productos nuevos de Apple (inclusive ahora, mientras reflexiono sobre esto, me está pasando).

Esa lujuria no es única en los fanboys de Apple como yo - todos la sentimos.

Todos somos susceptibles a la publicidad - algunas personas codician zapatos nuevos, ropa nueva, aparatos nuevos, herramientas nuevas, carros nuevos, casas nuevas, bicicletas nuevas, nueva comida gourmet, y así.

Todos tenemos nuestras debilidades, nuestros activadores de codicia.

La clave es estar consciente de ello. Nota la emoción, las palpitaciones y la respiración acelerada, el pico de adrenalina que viene con la codicia hacia un producto.

¿Notas que los síntomas son muy parecidos a la excitación sexual? Es prácticamente lo mismo - e igual a cuando estamos sexualmente excitados, la parte racional de nuestros cerebros se desactiva.

Esta desactivación es por la cual tomamos decisiones sexuales estúpidas (como la mía de tener seis hijos, por ejemplo) inclusive si tenemos mejor criterio cuando no estamos excitados.

Así que si no podemos pensar racionalmente cuando nos sentimos emocionados hacia objetos nuevos, ¿que deberíamos hacer?

He aquí algunas cosas que podemos hacer:

1. Evita la publicidad. Eso significa apagar la televisión por cable, y ya sea evitar la televisión o verla sin publicidad usando Tivo o Apple TV o algo similar.

Eso significa dejar de leer revistas y blogs llenos de anuncios, y enfocarte en aquellos que proveen valor sin todos los anuncios (o usar bloqueadores de publicidad para tu navegador de Internet).

2. Evita salir de compras. Es difícil evitar la lujuria hacia los objetos cuando estás en un centro comercial, o en Wal-Mart, o en alguna tienda bonita llena de cosas bonitas y tentadoras (por ejemplo, para mi, sería la tienda de Apple).

Así que no vayas a esos lugares si puedes evitarlo. Solo ve cuando sea absolutamente necesario, y sepas exactamente que es lo que vas a comprar, y compra únicamente eso.

3. Cuando te dé la codicia, sé consciente de ella. Respira profundamente. Sal a caminar. Piensa en cosas racionales, para así invocar a la parte racional de tu cerebro.

Por ejemplo, pregúntate a ti mismo: "¿De verdad necesito esto? ¿Puedo vivir sin esto? ¿Me arrepentiré de esto después?"

4. Reconoce las racionalizaciones. Hay una diferencia entre el pensamiento racional y las racionalizaciones. Nuestros cerebros son buenos racionalizando:

"A la larga esto me ahorrará dinero. Esto es necesario para mi negocio. Merezco un premio de vez en cuando. Estaré ahorrando dinero si compro dos. ¡Se ve tan bonito!"

Nota este pensamiento, y reconócelo por lo que es. Y detente cuando lo hagas.

5. Pausa. No necesitas comprar ese objeto de inmediato. Espera uno o dos días. O una semana.

¿Necesitas ese objeto en este preciso segundo? Usualmente la respuesta es no. Así que espera, y espera, y espera un poco más.

Ya he sugerido la lista de 30 días. Yo usé este método cuando recientemente compré mi estante de libros - en realidad esperé más de 6 meses antes de comprarla, porque quería asegurarme de que esta fuese una necesidad real.

Así que no me voy a comprar la nueva iMac, ni un mouse nuevo, ni me voy a comprar el Macbook Pro de 17 pulgadas por el que he estado babeando por un tiempo.

Yo ya tengo una excelente iMac y un excelente Macbook Air (en el cual estoy tecleando en este momento). Puedo esperar hasta el próximo año o más para conseguir una máquina nueva, ya que lo que tengo en este momento es lo suficientemente bueno... mejor que suficientemente nuevo, de hecho.

Si lo que ya tienes es lo suficientemente bueno, ¿por qué actualizarlo? ¿Por qué dejarte ir por la codicia? Reconoce que tú ya eres feliz, que la publicidad ha creado esa necesidad en ti, y que puedes estar contento sin ese objeto que codicias.


← Regresar a la Tabla de Contenidos

↓ Tu atención por favor ↓

Dime, ¿estás interesado/a en aprender inglés?

¿Te gustaría poder aprender tan bien el idioma que puedas entender prácticamente todo lo que leas y escuches en inglés?

¿Te gustaría poder comunicarte en inglés sin problema, tanto por escrito como hablando?

Si es así, te invito a visitar Inglesk.com.

Allí aprenderás cómo aprender inglés por tu propia cuenta, usando contenido que de verdad disfrutes, y sin tener que memorizar reglas gramaticales.

¡Haz clic aquí para entrar a Inglesk.com y aprender cómo dominar el inglés de una vez por todas!