Libros minimalistas

Original - Enero 18 de 2010

Sí, libros. Sé que para muchos de nosotros deshacernos de posesiones es un prospecto atractivo... ¡pero no de los libros! ¡Los libros son sagrados!

... ¿verdad?

Bueno, tal vez. Yo amo los libros tanto como cualquiera. Los amo en una forma física, con ciertas partes que inducen placer en mi cerebro siendo activadas por el olor, tacto, y apariencia de los libros, tanto nuevos como usados.

Amo ojear libros en las librerías durante horas, descubriendo mundos nuevos en cada esquina. Me encanta arruncharme con ellos en las mañanas, o justo antes de irme a dormir, escapando de la realidad por un momento.

Me encanta hablar sobre libros, leer sobre ellos, y rodearme de ellos. Pero estoy aprendiendo a dejar ir la necesidad de poseerlos por una cantidad sustancial de tiempo.

Este ha sido un proceso lento. Al principio yo seleccionaría de mi gran colección de libros unos 10 o 20, y los donaría o vendería a tiendas de libros usados.

Luego me puse más agresivo y me deshice de muchos, limitándome a tener una sola estantería (aunque grande) con libros.

Admito que la estantería se extendió a si misma a medida que yo apilaba libros debajo de esta, y luego apilaba doblemente los libros, pero para mí fue un progreso.

Recientemente decidí ir más allá. Estoy reuniendo todos los libros que he mantenido "por si acaso" - en caso de que quiera leerlos nuevamente, o referirme a ellos, o si decido volver a hacer triatlones o maratones o lo que sea con lo que esté obsesionado.

Estoy planeando en regalar muchos de estos libros a mis lectores pronto.

Mi nueva regla es muy minimalista: Si no planeo leer el libro en los próximos 6 meses, se va. Y seré realista sobre que tanto leeré de verdad - un libro cada dos semanas por mucho.

Si aprendemos a dejar ir esta necesidad de aferrarnos a los libros, he aquí un mejor enfoque, una forma más minimalista y sensata de vivir con los libros:

* Purga masivamente tus libros. Será difícil al principio, pero créeme, también es masivamente liberador.

* Saca libros de la biblioteca. La biblioteca local aquí en Guam no es tan buena, pero cuando me mude a San Francisco este verano planeo hacer la biblioteca pública de San Francisco el librero más grande que jamás haya tenido yo.

* Cuando termines con un libro que posees, déjalo ir. Dáselo a un amigo para que lo disfrute. Dónalo a la caridad. Véndelo a una librería de libros viejos para que puedas leer otro libro.

* Empieza un grupo de compartir libros con tus amigos. Intercambien libros que hayan disfrutado mucho. Ahorrarás dinero y espacio en tus estanterías.

* Mantén en tu estantería solo los libros que leerás en los siguientes 6 meses, y nada más.

Nota: Por supuesto, siempre está la opción de obtener un lector de ebooks como el Kindle o la ya rumoreada tablet de Apple. Así tendrás un solo dispositivo con (posiblemente) miles de libros.

Es una opción a la cual probablemente me iré acercando pronto, mientras decido que lector de ebooks quiero. Tal vez al final de este año.


← Regresar a la Tabla de Contenidos

↓ Tu atención por favor ↓

Dime, ¿estás interesado/a en aprender inglés?

¿Te gustaría poder aprender tan bien el idioma que puedas entender prácticamente todo lo que leas y escuches en inglés?

¿Te gustaría poder comunicarte en inglés sin problema, tanto por escrito como hablando?

Si es así, te invito a visitar Inglesk.com.

Allí aprenderás cómo aprender inglés por tu propia cuenta, usando contenido que de verdad disfrutes, y sin tener que memorizar reglas gramaticales.

¡Haz clic aquí para entrar a Inglesk.com y aprender cómo dominar el inglés de una vez por todas!