Menos facturas

Original - Noviembre 11 de 2010

Recientemente publiqué un trino sobre la dicha de menos vs. más, y alguien me respondió que "menos es mejor" no aplica a tener dinero para pagar las cuentas.

Ah, cierto. Excepto que no es cierto. Tener más dinero no es mejor.

(Santiago: Tener más dinero no es mejor solo si es dinero malhabido, o si no sabes como manejar bien el dinero y te lo gastas en un montón de cosas innecesarias cada mes.

Si eres minimalista no tendrás ese problema, así que en ese caso, ¡mientras más dinero, mejor!)

Tener menos dinero te fuerza a hacer la elección:

¿Es mejor tener muchas cuentas y no poder pagarlas, o endeudarte... o es mejor dejar de tener algunos gastos?

En mi experiencia, menos facturas es mejor. Eso significa menos estrés, menos problemas para pagarlas, menos trabajo requerido para pagarlas, más ahorros, simplicidad.

Eso significa tener menos en tu vida, pero eso no es algo malo.

Menos en tu vida significa encontrar formas creativas de ser feliz.

Algunos ejemplos:

* Televisión por cable: Dejar de gastar en eso significa que puedes leer libros, o salir afuera, o jugar juegos de mesa.

* Tarjeta de crédito: Eliminar el crédito significa que solo compras cosas cuando estás absolutamente seguro de que las necesitas y tienes el dinero para comprarlas.

* Automóvil: Deshacerte de tu auto significa que tienes que buscar formas alternativas para transportarte - caminar y montar bicicleta es mucho más saludable, y mucho más económico.

También puedes reducir tu factura de gas, seguro, mantenimiento y reparaciones para el carro, costos de limpieza, tarifas de registro, tarifas de parqueo, peajes y más.

* Restaurantes: Comer por fuera significa que cocinarás más, lo cual significa comida fresca cocinada simple y saludablemente.

* Café: Dejar de tomar mochas y capuchinos significa tomar agua, o café, o té hecho en casa, lo cual es más sano y barato.

* Calefacción y aire acondicionado: Puede ser que tú no puedas dejar a un lado este gasto, pero puedes reducirlo calentando o enfriando espacios pequeños en vez de toda la casa, o poniéndote ropa más abrigada.

* Electricidad: Reduce el uso de electricidad desconectando las cosas cuando no las uses.

* Hipoteca: Vende la casa, renta un lugar más pequeño, deshazte de la mayoría de tus posesiones para que no necesites tanto espacio.

También dejarás de pagar impuesto de vivienda, tarifas, costos de mantenimiento y más.

* Teléfono: Deshazte del teléfono fijo y celular. También es posible que no necesites plan de datos.

* Gimnasio: Entrena en casa o al aire libre, gratis.

* Revistas y periódicos: Esa información la puedes encontrar en Internet. Lee libros de la librería en su lugar.

* Viajes y vacaciones: Diviértete cerca de tu casa.

* Quehaceres de la casa y jardín: Hazlo tu mismo si le pagas a alguien más para que lo haga, y vuélvete más sano en el proceso.

* Guardería y escuelas privadas: Las escuelas públicas son geniales, y escolarizar en casa es gratis si puedes manejarlo.

* Películas y DVDs: Sé selectivo, y encuentra formas gratis de entretenimiento en su lugar.


Podría seguir, pero tú me entiendes.

Reducir los gastos significa ser creativo, pero también significa tener un estilo de vida más simple y sano en muchos casos.


← Regresar a la Tabla de Contenidos

↓ Tu atención por favor ↓

Dime, ¿estás interesado/a en aprender inglés?

¿Te gustaría poder aprender tan bien el idioma que puedas entender prácticamente todo lo que leas y escuches en inglés?

¿Te gustaría poder comunicarte en inglés sin problema, tanto por escrito como hablando?

Si es así, te invito a visitar Inglesk.com.

Allí aprenderás cómo aprender inglés por tu propia cuenta, usando contenido que de verdad disfrutes, y sin tener que memorizar reglas gramaticales.

¡Haz clic aquí para entrar a Inglesk.com y aprender cómo dominar el inglés de una vez por todas!