Minimalismo contra la corporación

Original - Octubre 30 de 2010

El minimalismo no se trata solo de tener menos posesiones o desarrollar una hermosa estética minimalista - es una rebelión contra las corporaciones que están cada vez en más control de nuestras vidas.

Cada aspecto de nuestras vidas ha sido impregnado por las corporaciones:

Comemos no solo comida fresca y simple cultivada en granjas locales, sino comida procesada (a veces comida procesada "orgánica") empacada por corporaciones, o fritas en restaurantes de cadena.

Consumimos café elaborado por Starbucks, compramos computadoras hechas por Apple, programas de Microsoft y Adobe, zapatos por Nike, ropa por Gap, casas por Crate & Barrel, etc.

Gastamos tiempo en los centros comerciales, vemos series de TV y películas creadas por conglomerados gigantes del entretenimiento, leemos libros y revistas y periódicos por esos mismos conglomerados, escuchamos nuestros iPods, miramos cosas en nuestras iPads, hablamos en nuestros iPhones o Blackberrys, obtenemos nuestros emails por Google o Apple, decimos hola en Facebook, obtenemos nuestras noticias de CNN y The New York Times Company, nos ejercitamos en Gold's, comemos nuestra comida Weight Watchers, nos conectamos vía Verizon...

Y sí, yo soy parte de todo esto.

¿Que parte de nuestras vidas no está controlada por corporaciones? Una diminuta porción, una que rápidamente se está hundiendo.

El minimalismo es una forma de liberarte de esas cadenas, lentamente. Es una forma de decir:

"No necesito comprar más, para trabajar más, para obtener más de tus productos y servicios.

De hecho, puedo ser feliz, contento, dichoso, creativo, sin gastar un solo centavo.

Todo lo que necesito es el sol, los arboles, el agua, y un buen amigo."

El minimalismo es encontrar formas de vivir que no estén controladas por las corporaciones.

Un humano es un organismo complejo y sensible cuyo único objetivo es la perpetuación de sus genes por medio de supervivencia y reproducción.

Una corporación es una organización que no está viva y que no siente, cuyo único objetivo es obtener más ganancias para sus accionistas.

Y aunque no estoy en contra de ganar dinero, sí pienso que una motivación de pura ganancia no siempre es compatible con nuestros intereses como seres humanos.

Considéralo:

Una corporación quiere maximizar sus ganancias, y para hacerlo frecuentemente cortará esquinas, poniendo en peligro nuestra salud y la del ambiente.

Nos engañará para que gastemos nuestro dinero en sus productos. Tratará horriblemente a sus empleados para bajar costos y aumentar la producción.

Tratará a los animales vivos y sensibles como objetos para ser fabricados, cortados, procesados, fritos y empacados, ignorando el sufrimiento de esos animales porque importan las ganancias, no la compasión.

Felizmente la corporación nos hará gordos, porque sabe que vender comida frita carente de nutrición es bueno para las ganancias, mientras nosotros nos morimos de enfermedades del corazón, diabetes y cáncer.

Nuestra tierra está siendo devastada, lo cual es bueno para las ganancias, pero no para los humanos.

Es hora de detener esta locura.

La corporación es una bestia hambrienta, y nosotros seguimos alimentándola.

Alejémonos, y dejemos que se muera de hambre.

Liberémonos nosotros, y creemos un mundo donde las cosas vivientes son más importantes que las ganancias.


← Regresar a la Tabla de Contenidos

↓ Tu atención por favor ↓

Dime, ¿estás interesado/a en aprender inglés?

¿Te gustaría poder aprender tan bien el idioma que puedas entender prácticamente todo lo que leas y escuches en inglés?

¿Te gustaría poder comunicarte en inglés sin problema, tanto por escrito como hablando?

Si es así, te invito a visitar Inglesk.com.

Allí aprenderás cómo aprender inglés por tu propia cuenta, usando contenido que de verdad disfrutes, y sin tener que memorizar reglas gramaticales.

¡Haz clic aquí para entrar a Inglesk.com y aprender cómo dominar el inglés de una vez por todas!