Minimalismo en pasos

Original - Febrero 3 de 2010

Tú puedes volverte minimalista de la noche a la mañana, no solo cambiando tu mentalidad sino también renunciando a todas las posesiones.

Por supuesto, este no es un método realista para la mayoría de nosotros. Tenemos familias, trabajos, vidas, y a menos que estemos dispuestos a renunciar a esas vidas, nuestro método no será tan drástico.

El cambio lento es el mejor para la mayoría de personas.

Y por eso recomiendo que lo hagas en pasos, como lo he hecho yo. He aquí como se ven los pasos:

1. Deja de comprar cosas innecesarias: Este paso fue importante para mi mientras intentaba salir de una montaña de deudas que tenía (objetivo alcanzado, por cierto).

Únicamente compra lo necesario, y siempre pregúntate a ti mismo: ¿Es esto realmente necesario? Detén el sangrado primero.

2. Deshazte de las cosas obvias: Deshazte de cosas que se interponen en tu camino, de cosas que tú rara vez usas.

Con frecuencia podrás llenar algunas cajas inmediatamente, ponerlas en tu automóvil, y donarlas a una tienda de artículos usados o a amigos o a familiares el día siguiente.

3. Deshazte de más cosas obvias: Ahora que has limpiado algo del cacharro puedes mirar a tu alrededor y empezar a ver otras cosas que rara vez usas. Ponlas en cajas también.

4. Limpia el cacharro de tus pisos: Si tus pisos a duras penas se pueden ver porque tienes ropa y cajas y otros objetos tirados por todas partes, empieza a despejar tus pisos.

5. Limpia otras superficies planas: Limpia tus estanterías, mesas y mesones. Estos no tienen que estar totalmente limpios, pero solo deberían tener unos pocos objetos esenciales.

6. Empieza a examinar tus guardarropas y cajones: Un lugar a la vez, empieza a quitar el cacharro.

7. Deshazte de otro tercio de cosas: En este punto tú ya deberías haber simplificado drásticamente, pero puedes revisar nuevamente lo que aún posees y ver que cosas no usas tan seguido realmente.

8. Empieza a desaferrarte emocionalmente: Por razones emocionales habrán cosas de las que "simplemente no te puedes deshacer" - ropa o zapatos o libros o mementos o regalos, cosas de tu infancia.

Esto es difícil, pero con el tiempo, aprenderás que esos apegos no son necesarios.

9. Elimina otro tercio de cosas: En este punto serás bastante minimalista, pero podrás reducir tus cosas aún más.

10. Etcetera. Este proceso nunca terminará, hasta que te deshagas de todo. Yo aún no llego hasta ese punto extremo.

Estos pasos son un resumen del proceso por el que yo he pasado, pero también es una mirada a un proceso que puede ayudarte.


← Regresar a la Tabla de Contenidos

↓ Tu atención por favor ↓

Dime, ¿estás interesado/a en aprender inglés?

¿Te gustaría poder aprender tan bien el idioma que puedas entender prácticamente todo lo que leas y escuches en inglés?

¿Te gustaría poder comunicarte en inglés sin problema, tanto por escrito como hablando?

Si es así, te invito a visitar Inglesk.com.

Allí aprenderás cómo aprender inglés por tu propia cuenta, usando contenido que de verdad disfrutes, y sin tener que memorizar reglas gramaticales.

¡Haz clic aquí para entrar a Inglesk.com y aprender cómo dominar el inglés de una vez por todas!