Minimalismo, replanteado

Original en Zen Habits - Abril 23 de 2010

Como muchos de ustedes saben, he sido apasionado sobre el minimalismo por un tiempo, y a medida que la tendencia hacia la simplicidad y el minimalismo ha crecido, me ha dado pausa para pensar.

La tendencia del minimalismo ha tenido ciertos elementos que dejan a los lectores con un mal sabor de boca:

Elementos de promesas exageradas y ventas, elementos de obsesión, elementos de superioridad, un enfoque en la estética, un enfoque en las posesiones hasta el punto de la obsesión.

Tengo que confesar que soy culpable de todas estas cosas igual que cualquier otro, así que no tomes esto como un ataque hacia nadie.

Si algo, este artículo soy simplemente yo mismo, sosteniendo un espejo y dándome a mi mismo una inspección cercana.

Es cierto que cuando nos obsesionamos con las (pocas) posesiones que tenemos nos afecta de la misma forma a que si fuéramos acaparadores.

Yo publiqué mi lista de 50 cosas no para obsesionarme con cada pequeña cosa que tengo, sino como una forma de decir que los límites son cosas buenas.

Y también como una forma de inspirar a otros para mostrarles que es posible.

Pero aún así la obsesión por las posesiones es enfermiza, y tiene que ser replanteada.

El minimalismo, como se discute en los blogs de minimalismo y simplicidad, puede también convertirse en un juego de superioridad - mostrando que tan poco tenemos (¡cabe todo en un maletín!), que tan lejos hemos llegado (no solo me deshice de mi automóvil, ¡sino también de mi casa y computadora!), que tan cool tenemos organizadas las cosas (mi escritorio de computador tiene menos íconos que el tuyo).

Yo lo he hecho, y si otros escritores son honestos, ellos lo han hecho también, inclusive si no tenían intención de hacerlo.

Abandonemos estas obsesiones con la configuración perfecta, mostrando escritorios y desktops y software simple y así.

Y eso me lleva al minimalismo, replanteado:

Tenemos que dejarlo ir.

Dejar ir las obsesiones, y aceptar el momento.

Dejar ir las ventas y promesas exageradas, y estar contento.

Dejar la superioridad y competencia, y solo compartir y animar.

Dejar ir el control, y aceptar lo que venga.

Dejar ir la perfección, y solo hacer.


→ Encuentra muchos más artículos traducidos sobre el minimalismo AQUÍ

↓ Tu atención por favor ↓

Dime, ¿estás interesado/a en aprender inglés?

¿Te gustaría poder aprender tan bien el idioma que puedas entender prácticamente todo lo que leas y escuches en inglés?

¿Te gustaría poder comunicarte en inglés sin problema, tanto por escrito como hablando?

Si es así, te invito a visitar Inglesk.com.

Allí aprenderás cómo aprender inglés por tu propia cuenta, usando contenido que de verdad disfrutes, y sin tener que memorizar reglas gramaticales.

¡Haz clic aquí para entrar a Inglesk.com y aprender cómo dominar el inglés de una vez por todas!