Las mejores y las menos-que-mejores motivaciones para aprender

Original por Leo Babauta – Junio 17 de 2015

Más de 3.300 personas se unieron al reto de aprendizaje de 30 días (¡wow!), y algunos de ustedes podrían estar encontrando un bajonazo en su motivación por aprender.

Eso está bien. Todos nos encontramos con bajonazos de motivación a veces. La clave es encontrar un motivador mejor, y ajustar tu plan.

Hoy me gustaría hablar sobre algunas motivaciones comunes que no funcionan muy bien, y luego compartir lo que he encontrado que son las mejores motivaciones para aprender – aquellas que te mantienen siguiendo firme inclusive después de uno o dos meses.

Empecemos con algunas motivaciones menos-que-mejores:

1. Una meta grande: Usualmente la gente se siente muy motivada al principio de cualquier desafío al ponerse una gran meta, y no hay nada malo con eso. Sin embargo, he encontrado que sin ninguna otra motivación, puedes perder impulso después de una o dos semanas.

¿Por qué? Porque tu no alcanzas esa gran meta en una o dos semanas, y de hecho, si el camino es largo, después de unas dos semanas tal vez no estés muy cerca de esa meta. Así que dale, ponte una gran meta, pero ten algo más que te motive en el corto plazo.


2. Querer progresar rápidamente: Esto es algo que yo he experimentado, y no estoy solo – queremos progresar mucho en una cantidad corta de tiempo, y puede ser frustrante y decepcionante cuando no progresamos tan rápido como hubiésemos querido.

La verdad es que cualquier tipo de progreso real requiere tiempo, y aunque puede que tengas un impulso rápido de aprendizaje completado aquí y allá, generalmente el progreso real viene con la dedicación y meses de trabajo.

Dicho esto, si tienes expectativas realistas, verte a ti misma o a ti mismo progresando modestamente puede ser muy motivador.


3. Suena bien: Muchas veces intentamos enfrentar un desafío porque pensamos que sería genial completarlo. Pienso que sería genial poder hacer algunos trucos de magia, por ejemplo. Pero al final, no estoy tan motivado a poner el trabajo duro requerido para hacer algunos trucos de magia que requieren buena habilidad.

Eso toma horas y horas de práctica, inclusive semanas y semanas, y no me importa mucho eso. Simplemente creo que sería genial. Si no te importa mucho la meta de aprendizaje, te rendirás cuando las cosas se pongan difíciles.


4. Crear tu yo ideal: Usualmente tenemos una lista de cosas que nos gustaría aprender o mejorar, porque queremos alcanzar un ideal que tenemos de nosotros mismos. Queremos estar en forma, saludables, conscientes, talentosos, dominar muchos idiomas, ser exitosos y más.

Y aunque no hay nada malo con tener esos ideales, la verdad es que tu pierdes motivación después de una semana o dos si esta es tu motivación principal. ¿Por qué? Porque en cierto punto el ideal te deja de importar. Sientes que no vale la pena el esfuerzo. Tu ya eres chévere como eres, no necesitas mejorar.


Ok, estos son motivadores comunes que no funcionan muy bien… ¿pero que si funciona? Hablemos sobre las cosas que he encontrado que son buenos motivadores para el largo plazo.


Los mejores motivadores


Estas cinco cosas son buenos motivadores que pueden durar más allá de una semana o dos, en mi experiencia:

1. Curiosidad: ¡Este es mi motivador favorito! Cuando me meto a un nuevo reto de aprendizaje, las cosas funcionan mejor si siento curiosidad genuina sobre algo.

Si algo es solo medianamente interesante para mi, probablemente no me mantendré en curso por mucho tiempo. Pero si quiero ir más y más a fondo, y aprender todo lo que pueda sobre algo, me mantendré en curso.

Así que intenta examinar que tanta curiosidad tienes sobre lo que estás aprendiendo. A veces puedes encender la curiosidad, pero otras veces es mejor dejar a un lado lo que estás aprendiendo y encontrar algo que de verdad te haga sentir curioso.


2. Explorar algo nuevo: Para mi, generalmente no se trata de lograr algo genial o alcanzar algún ideal o meta… es más sobre explorar.

Esto está obviamente relacionado con la curiosidad, pero para mi, permitirme explorar de una forma menos disciplinada es usualmente el método de aprendizaje más sostenible.

Me permito jugar, dejo que me lleve mi curiosidad, dejo que el descubrimiento sea la meta. Intenta ser menos estricto en tu aprendizaje y permítete divertirte descubriendo.


3. Hacerlo con alguien más: Amo este método – usualmente enfrentaré un reto con Eva o un amigo, o con uno de mis hijos. Es divertido hacer algo con alguien más, y usualmente si una persona pierde motivación, la otra persona ayudará a mantenerse a ambos en el camino.

También me siento muy motivado al querer ayudar a la otra persona, y aunque hacer algo por mi mismo también es una buena meta, hacerlo por alguien más ayuda mucho.


4. Que de verdad te importe mucho: Como lo mencioné arriba, a veces a nosotros no nos importa mucho crear un yo ideal, o alcanzar grandes metas a largo plazo. Entonces, ¿que si nos importa?

Esa es una pregunta que nos tenemos que preguntar a nosotros mismos, y si tu tienes una respuesta, esa es una gran cosa para que te dediques a aprender. Si tu no tienes una respuesta, entonces dedícate a explorar esa pregunta aprendiendo cosas diferentes.


5. Para probar que puedes enfrentar cosas difíciles: Durante años, yo renunciaba cuando el aprendizaje se ponía difícil. Pero es ahí cuando ocurre el verdadero aprendizaje – cuando las cosas son difíciles y tu sigues hacia adelante, cuando estás fallando y quieres rendirte.

Nosotros aprendemos empujándonos a nosotros mismos hacia áreas incómodas, y si siempre nos rendimos, nunca profundizaremos en nada. Así que recientemente, mi mejor motivación es probarme a mi mismo que puedo mantenerme en curso dentro de retos difíciles de aprendizaje. Hasta ahora, he estado en lo correcto.


→ Más artículos de Leo Babauta aquí

↓ Tu atención por favor ↓

Dime, ¿estás interesado/a en aprender inglés?

¿Te gustaría poder aprender tan bien el idioma que puedas entender prácticamente todo lo que leas y escuches en inglés?

¿Te gustaría poder comunicarte en inglés sin problema, tanto por escrito como hablando?

Si es así, te invito a visitar Inglesk.com.

Allí aprenderás cómo aprender inglés por tu propia cuenta, usando contenido que de verdad disfrutes, y sin tener que memorizar reglas gramaticales.

¡Haz clic aquí para entrar a Inglesk.com y aprender cómo dominar el inglés de una vez por todas!