Lo que he aprendido sobre aprender

Original por Leo Babauta – Mayo 3 de 2012

'Nosotros aprendemos más buscando la respuesta a la pregunta y no encontrándola, que lo que aprendemos aprendiendo la respuesta en si misma.'

~ Lloyd Alexander

Soy un profesor y un aprendiz ávido, y soy apasionado sobre ambas cosas.

Soy profesor porque le ayudo a Eva a escolarizar en casa a nuestros hijos – OK, ella hace la mayoría del trabajo, pero yo le ayudo, más que todo con matemáticas pero también con todo lo demás. También enseño hábitos, escribir/bloguear, simplicidad y otros temas divertidos en mis cursos online.

Soy un aprendiz de toda la vida y siempre estoy obsesionado con estudiar algo, ya sea hacer pan o idiomas o vino o ajedrez o escribir o fitness.

He aquí dos lecciones clave – la verdad, las dos son la misma lección – que he aprendido sobre aprender en todos mis años de estudio y de intentar enseñar a la gente:

1. Casi todo lo que he aprendido, no lo aprendí en la escuela.

2. Casi todo lo que mis estudiantes (y mis hijos) han prendido, lo han aprendido por su cuenta.

Esas dos lecciones (o lección única) tienen un número de razones e implicaciones para aprender. Miremos algunas de ellas, con la esperanza de que puedas encontrarlas útiles.


Por qué el aprendizaje es independiente


Una de las fundaciones de des-escolarizar (unschooling), lo que Eva y yo y mis hijos hacemos aquí en casa, es que tu no le estás enseñando temas a tus hijos – de hecho, tu no les estás enseñando en absoluto. Ellos toman responsabilidad de su propio aprendizaje, y lo hacen porque están interesados en algo, no porque les dices que deberían aprenderlo.

Es exactamente así como yo aprendo como adulto, así que se que funciona.

Cuando los profesores (las maravillosas personas que fueron) intentaban enseñarme algo en la escuela, con frecuencia me aburría, y solo hice lo que necesitaba hacer para que me fuera bien en el examen. No porque el tema o el profesor fuesen aburridos, sino porque el tema era algo que no me importaba.

Ellos querían que yo lo aprendiera porque pensaban que yo debía, pero esa no es la razón por la que la gente aprende cosas. Ellos aprenden porque les importa – porque es algo que les parece increíblemente interesante, o porque lo necesitan para hacer algo que de verdad necesitan hacer.

Cuando los profesores tuvieron éxito en hacer que yo aprendiera, solo fue porque ellos hacían parecer algo tan interesante que yo empecé a darle importancia. Pero luego aprendí por mi cuenta, ya fuera en clase mientras ignoraba todo lo demás, o más probablemente después de clase en la biblioteca o en casa.

Eso es porque alguien guiándote en los pasos de aprender algo no funciona – tu no estás aprendiendo cuando solo estás escuchando como alguien te cuenta como funciona algo.

Tu estás aprendiendo cuando tu intentas hacer ese algo – ponerlo en acción. Ahí es cuando el verdadero aprendizaje comienza y cuando el aprendizaje superficial termina – cuando intentas algo y fallas, y ajustas y vuelves a intentarlo, y resuelves incontables problemas pequeños mientras lo haces.

Los mejores profesores saben esto, y así ellos inspiran, y te ayudan a poner el aprendizaje en acción.

Como adulto, he aprendido mucho por mi cuenta. Las cosas que solo he leído las he olvidado en su mayoría. Pero las cosas que he puesto en acción jugando con ellas, practicando, creando y compartiendo con otros – esas cosas se han mantenido conmigo. Realmente las aprendí.

Aprendí sobre bloguear cuando empecé a bloguear, y seguí haciéndolo por cinco años – no leyendo blogs sobre bloguear. Mis estudiantes han aprendido hábitos y a organizar sus cosas y meditar y bloguear de mi no porque les dije algo brillante, sino porque aquellos que realmente aprendieron lo pusieron en práctica. Ellos formaron un hábito simple, organizaron sus casas, hicieron 5 minutos de meditación por 30 días, bloguearon.

He aquí donde ocurre el verdadero aprendizaje – cuando los dedos empiezan a moverse y los pies empiezan a bailar, no cuando tu escuchas o lees algo.


Como aprender (o enseñar)


La verdad, el trabajo del profesor es fascinar al estudiante. La fascinación es la clave del aprendizaje. Luego ayudan a que el estudiante transforme la fascinación en acción.

Por lo tanto, si tu estás enseñándote a ti mismo, tu trabajo es exactamente el mismo.

He aquí como aprender:

1. Fascínate: Como profesor, tu deberías fascinar a tus estudiantes redescubriendo con ella o el todas las cosas que te fascinaron originalmente sobre el tema. Si tu no te puedes fascinar, no te importará lo suficiente como para aprender algo de verdad. Simplemente estarás haciendo las cosas sin ningún interés.

¿Como le haces para fascinarte? Usualmente, hacer algo con o para otras personas ayuda a motivarme a mirar algo con mayor profundidad, y leer sobre otras personas que han sido exitosas/legendarias al hacerlo también me fascina.


2. Métete de lleno en eso: Leeré todo sitio web y libro que pueda conseguir. Google y la biblioteca son mis primeras paradas. Son gratis. La tienda de libros usados es la que sigue. Siempre hay una increíble cantidad de recursos en Internet para aprender lo que sea. Si no hay, crea uno.


3. Hazlo en pasos pequeños: Hacer lo que sea que quieras hacer en el mundo real puede dar miedo. Puedes aprender tanto vocabulario en inglés como quieras, pero hasta que no empieces a tener conversaciones, no lo sabrás realmente.

Tu puedes leer tanto sobre el ajedrez como quieras, pero tienes que poner los problemas en la práctica y jugar juegos. Tu puedes leer sobre como programar, pero tu no sabrás hasta que escribas código tu mismo.

Empieza con pasos pequeños que no den miedo, con la menor cantidad de riesgo posible, enfocándote en habilidades fáciles y divertidas.


4. Juega: Aprender no es trabajo. Es divertido. Si tu estás aprendiendo porque piensas que deberías, no porque te estés divirtiendo con eso, no te mantendrás en curso por mucho tiempo, o lo odiarás y no te importará. Así que conviértelo en jugar, en un juego. Canta y baila mientras lo haces. Muéstrale tus nuevas habilidades a la gente, con una sonrisa en tu cara.


5. Hazlo con otros: Creo que la mayoría del aprendizaje ocurre cuando estamos solos, pero hacerlo con otros lo hace divertido. Me gusta ejercitarme con mis amigos y con Eva. Me gusta hacer pan para mi familia. Me gusta jugar ajedrez con mis hijos. Eso me motiva a aprender, porque quiero hacerlo bien cuando lo hago para otros.


6. Siéntete libre de saltar: Yo me meteré con toda a algo por un par de semanas, y luego me moveré a algo más. Eso está bien. Así es como la pasión por un tema suele funcionar.

A veces algo durará por mucho tiempo, a veces es un impulso intenso pero pequeño. No puedes controlarlo. Permítete deambular si allá te llevan las cosas.


7. Pero el aprendizaje profundo toma meses o años: Tu puedes aprender mucho sobre algo en 2-4 semanas, pero tu te conviertes en un experto de verdad en algo solo después de meses y años de hacerlo.

Yo aprendí mucho sobre bloguear después de 6 meses, pero esperé un par de años antes de que me sintiera cómodo enseñándole a otros sobre eso. Inclusive ahora, después de 5+ años de bloguear, aún estoy aprendiendo.

Lo mismo aplica para los hábitos – yo aprendí mucho después de 7 años de crear hábitos exitosamente, y ahora puedo enseñarlo con mucha seguridad en mi mismo.

Siendo así, ¿como te permites a ti misma o a ti mismo deambular de una cosa a otra, pero igual mantenerte con algo por un tiempo lo suficientemente largo como para aprender profundamente? Deambulando dentro del mismo tema.

Tu por ejemplo puedes aprender mucho sobre el vino en un mes, ¿pero que pasaría si después te enfocaras en el cabernet sauvignon por un mes, luego el zinfandel, luego el pinot noir? ¿Que pasaría si luego decidieras aprender sobre el pinot noirs de Oregon, luego las pinots de Sonoma, luego las (maravillosas) pinots de Burgundy?

Tu estarías deambulando, pero estarías yendo más y más profundo. Tu también puedes alejarte de un tema, fascinarte con él nuevamente, y luego regresar a él.


8. Ponte pruebas: Tu puedes aprender mucha información rápidamente estudiando algo, poniéndote una prueba, estudiando de nuevo para llenar los agujeros en tu conocimiento, poniéndote otra prueba, y repitiendo el proceso hasta saber esa información de memoria.

Esa no siempre es la forma más divertida de aprender, pero puede funcionar bien. Alternativamente, puedes aprender jugando, y cuando juegas, permitir que eso sea tu prueba.


9. Ponte en desacuerdo: No te quedes en estar siempre de acuerdo con todo lo que leas o escuches de otras personas sobre un tema, inclusive si son líderes expertos.

Primero, con frecuencia los expertos están equivocados, y no es hasta que ellos son desafiados que se encuentra nuevo conocimiento. Segundo, inclusive si tienen razón y tu estás equivocado estando en desacuerdo, tu aprendes estando en desacuerdo.

Al estar en desacuerdo, tu habrás no solo considerado lo que te han dado, pero habrás formulado una teoría alternativa. Luego tienes que intentar probar que teoría es correcta, e inclusive si tu encuentras que la primera información o teoría era correcta y tu estabas equivocado, tu ahora sabes eso mucho mejor que si solo hubieses estado de acuerdo.

No estoy diciendo que estés en desacuerdo con todo, pero mientras más lo hagas, serás mejor en el aprendizaje. No estés en desacuerdo de forma desagradable, y no te agarres a tus teorías con mucha fuerza ni seas defensivo sobre ellas.


10. Enséñalo: No hay forma mejor de cementar tu conocimiento que enseñarlo a otros. Está bien si no lo sabes del todo, mientras seas honesta u honesto sobre ello cuando le estés enseñando a alguien.

Por ejemplo, soy un principiante en el ajedrez, pero aprenderé algo sobre ello y le enseñaré a mis hijos – ellos saben que no soy un contendiente de torneo, y mucho menos un maestro, y aun así aún les estoy enseñando algo que ellos no saben.

Y cuando lo hago, empiezo a entenderlo de verdad, porque para enseñar tu tienes que tomar lo que has absorbido, reflejar sobre ello, encontrar una forma de organizarlo de tal forma que lo puedas comunicar a alguien más lo suficientemente claro para que ellos lo entiendan, ver sus errores y ayudarles a corregirlos, ver donde están los agujeros en tu conocimiento, y más.


11. El aprendizaje puede ser subliminal: Nosotros pensamos que estamos en control de nuestras mentes y que somos como programadores diciéndole a nuestras mentes que aprender, como aprender, y que información mantener.

No. Nuestras mentes funcionan de formas misteriosas, y no pueden ser controladas estrictamente. Ellas deambulan, se agarran de las cosas más raras, y absorben más de lo que sabemos. Luego, tu puedes regresar a lo que has absorbido, ponerte una prueba, y encontrar que tu sabías algo que no te habías dado cuenta que sabías.

La lección es exponerte a ti mismo a lo que más puedas sobre un tema, y dejar que lo absorbas. A veces tu mente agarrará patrones que tu no te habías dado cuenta conscientemente de que estaban allí, pero luego podrás usar esos patrones cuando pongas en la práctica tu aprendizaje.


12. Refleja en tu aprendizaje blogueando: Tu absorbes un montón de información y patrones, y puedes ponerlos en acción, pero cuando te sientas y reflexionas en lo que has aprendido, e intentas compartir eso con otras personas (como yo, Leo, lo estoy haciendo en este momento), te fuerzas a ti misma o a ti mismo a pensar con profundidad, a sintetizar el conocimiento y a organizarlo, así como lo harías cuando se lo enseñas a otros.

Bloguear es una gran herramienta de reflexión y compartir lo que has aprendido, inclusive si tu no esperas ganarte la vida haciendo eso. Y es gratis.

'La única cosa que interfiere con mi aprendizaje es mi educación.'

~ Albert Einstein


→ Más artículos de Leo Babauta aquí

↓ Tu atención por favor ↓

Dime, ¿estás interesado/a en aprender inglés?

¿Te gustaría poder aprender tan bien el idioma que puedas entender prácticamente todo lo que leas y escuches en inglés?

¿Te gustaría poder comunicarte en inglés sin problema, tanto por escrito como hablando?

Si es así, te invito a visitar Inglesk.com.

Allí aprenderás cómo aprender inglés por tu propia cuenta, usando contenido que de verdad disfrutes, y sin tener que memorizar reglas gramaticales.

¡Haz clic aquí para entrar a Inglesk.com y aprender cómo dominar el inglés de una vez por todas!