Contento: Tú ya tienes suficiente

Este realmente es el punto inicial.

No es suficiente si solo te despojas de las cosas, ya que el cacharro se volverá a acumular si continúas adquiriendo cosas.

Y ese deseo de adquirir cosas surge de una desconexión de cómo son las cosas en este momento.

Si estás comprando cosas que no necesitas es porque de una u otra forma estás insatisfecho.

Quieres más, no solo lo que ya tienes ahora. Quieres más emoción, diversión, formas de hacer tu vida mejor. Quieres algo más genial.

Sea cual sea la razón, no estás feliz con lo que ya tienes.

Este es un problema que puede ser muy profundo, pero la solución no tiene que ser complicada. He aquí lo que sugiero:

1. Date cuenta de que tú ya tienes todo lo que necesitas - ¿Cuáles son las cosas que tú de verdad necesitas?

Comida, agua, ropa básica, refugio, seres queridos.

Todo lo demás es extra. No necesitas la última tecnología, ropa con estilo, zapatos nuevos, un automóvil elegante, o una casa grande.

2. Aprende a dejar de comprar cosas innecesarias - Esto podría sonar difícil, pero es cuestión de tener consciencia sobre esto.

Un excelente método es empezar una lista de 30 días:

Ponte a ti mismo la regla de que si quieres comprar una cosa no-necesaria tienes que ponerla en esa lista (con la fecha en que se añadió), y no puedes comprarla sino hasta dentro de 30 días.

Si aún deseas ese objeto después de 30 días, puedes comprarlo. Esto usualmente funciona porque la necesidad de comprar se disipa.

Siempre pregúntate antes de comprar: ¿Es esta una necesidad absoluta?

3. Aprende a ser feliz haciendo, no poseyendo - Podemos ser felices solo con las necesidades reales si aprendemos que poseer cosas, tener cosas, no nos hace felices.

En vez de eso, hacer cosas nos hace felices - hablar con un amigo, caminar con un ser querido, cocinar, crear, cantar, correr, trabajar en algo emocionante.

Si puedes enfocarte en hacer cosas que te hagan feliz sentirás menos necesidad hacia los objetos.

4. Aprende el concepto de Suficiente - Esta es la idea de que no siempre necesitamos más, de que una vez llegamos hasta cierto punto tenemos suficiente.

La clave es aprender a reconocer cuando es eso. Usualmente no nos damos cuenta de que ya tenemos suficiente, y permanecemos atrapados en el ciclo de más y más.

Tener más produce querer más. Es un ciclo interminable de más, una adicción a adquirir y poseer.

Necesitamos aprender cuando suficiente es suficiente, y a ser felices con lo que tenemos.

Esto no pasa de la noche a la mañana. Toma algo de tiempo, pero lo más importante es que requiere que seas consciente de todo esto.

Requiere que seas consciente de las necesidades vs. antojos, de más vs. suficiente, de ser feliz haciendo, y no poseyendo.

Con el tiempo esta consciencia resultará en un contento con lo que ya tenemos, lo cual es la verdadera fundación de una vida minimalista.

"Como ves, el secreto de la felicidad no está en buscar más, sino en desarrollar la capacidad de disfrutar menos."
- Socrates

"Aquel que está contento es rico."
- Lao Tzu


↩ Regresar a la Tabla de Contenidos

↓ Tu atención por favor ↓

Dime, ¿estás interesado/a en aprender inglés?

¿Te gustaría poder aprender tan bien el idioma que puedas entender prácticamente todo lo que leas y escuches en inglés?

¿Te gustaría poder comunicarte en inglés sin problema, tanto por escrito como hablando?

Si es así, te invito a visitar Inglesk.com.

Allí aprenderás cómo aprender inglés por tu propia cuenta, usando contenido que de verdad disfrutes, y sin tener que memorizar reglas gramaticales.

¡Haz clic aquí para entrar a Inglesk.com y aprender cómo dominar el inglés de una vez por todas!