Encontrando simplicidad con hijos

Cualquier padre sabe que los niños crean desorden como nadie.

Es suficiente para enloquecer a un minimalista como yo - especialmente porque tengo seis hijos.

Pero aun así, con un poco de diligencia, y un poquito de desapego Zen, es posible tener un hogar simple y (relativamente) organizado, además de paz mental.

Primero permíteme establecer lo obvio:

Cualquier vida que involucre niños será complicada, por lo menos en algún grado.

Tú nunca tendrás un estilo de vida absolutamente minimalista con niños, y he aprendido a aceptar eso.

Aunque a mi corazón minimalista le gustaría vivir sin auto, celular, o una casa grande, mis hijos imposibilitan que esto ocurra.

Sin embargo, he encontrado formas de simplificar mi casa, incluyendo los cuartos de mis hijos.

Seguro, la casa aún se desorganiza - especialmente las habitaciones de ellos.

Pero no es tan malo como lo era antes, y está en un nivel manejable.


Actitudes


Es importante empezar con las actitudes correctas - tanto para ti como para tus hijos.

Toda la limpieza y organización del mundo no importará a menos que le hagas frente a esto primero.

Primero, debes aceptar que los niños son desordenados, y que a ellos no les importa el desorden como a ti.

Tú nunca podrás cambiar esto - aunque algunos niños son naturalmente más ordenados que la mayoría.

Debes empezar aceptando esto, y no intentar forzar tu sistema en ellos – eso solo terminará en frustración.

Lo mejor es seguir un método más relajado.

Deja que los niños sean niños, pero encuentra formas de educarlos sobre las cosas materiales, y encuentra formas de contener su desorden.

Organiza por ellos - pero permíteles ayudar y ser parte de eso - y encuentra un compromiso con el cual todos puedan vivir.

Ser relajado sobre eso te mantendrá cuerdo.

Luego puede que intentes hablar con los niños, y hacer que ellos tengan la actitud correcta hacia las posesiones.

Ellos pueden no entender al principio, pero a medida que enseñas con tu ejemplo y los educas, ellos con el tiempo vendrán a compartir muchos de tus valores sobre las cosas materiales y el desorden, inclusive si ellos no son muy buenos en ser minimalistas u organizados.

Por lo menos ellos tendrán más consciencia de esto cuando salgan y se vuelvan adultos, y pueden decidir qué hacer desde ahí.


El desorden de los niños


He aquí mis consejos sobre cómo simplificar el desorden y cacharro con niños:

* Identifica lo importante - El primer paso en ordenar es identificar que juguetes y otras posesiones son verdaderamente importantes para el niño.

¿Con que juegan? ¿Qué les encanta?

Elimina tanto como sea posible, manteniendo solo las cosas que ellos usen y amen.

* Purga masivamente - Al principio, si hay mucho desorden de los niños, querrás hacer una purga masiva.

La forma de hacer esto es apartar un día para despejar sus cuartos.

Purga un área a la vez: Un cajón, una sección del guardarropa, un armario.

Saca todo de esa área y ponlo en una pila.

De esa pila, toma solo las cosas verdaderamente importantes (mira el consejo 1).

Elimina el resto, dona a la caridad lo que aún esté en buen estado, obtén algunas cajas, y pon todas las cosas para donar allí.

Cuando las cajas estén llenas ponlas en tu carro para donarlas en tu próxima salida.

Luego pon de vuelta todas las cosas importantes y ve para el área siguiente.

Si puedes hacer esto rápido, puedes completar una habitación en un par de horas.

* Deja espacio - Cuando pongas de regreso las cosas importantes, no intentes llenar cada cajón, repisa o área del guardarropa.

Permite que haya algo de espacio entre los objetos - se ve mejor así, y deja espacio para un par de cosas extra si es necesario.

* Mantén guardado - La clave para nosotros ha sido mantener guardado el desorden de los niños.

Solo les permitimos mantener sus cosas en sus habitaciones - la sala, cocina y comedor son solo para cosas de la casa.

Nosotros tenemos un área de juego para nuestros niños más pequeños, y sus cosas se riegan por la casa, pero aun así, intentamos contener las cosas de los niños en ciertas áreas únicamente.

Esto deja la sala de estar como un área muy simple y mínima.

* Canecas - Estas, en general, son el mejor tipo de contenedor para las cosas de los niños: Canecas y canastos.

La clave es hacer que sea fácil para el niño (o para ti) tirar sus cosas en las canecas, haciendo que la limpieza sea simple.

Si es posible, etiqueta cada caneca con el tipo de cosas que van allí (bloques, peluches, Legos, instrumentos de destrucción masiva).

Si tu niño no puede leer, usa etiquetas con imágenes.

* Organizadores pequeños - Nosotros tenemos un organizador plástico con 3 cajones (los llamamos "cubbies") para cada niño.

Estos no abarcan mucho espacio en los armarios, y les permiten tener un lugar en el cual poner cosas pequeñas que si no terminarían regadas por todas partes.

* Un lugar para todo - La verdad no hemos tenido éxito completo en esto, pero intentamos enseñarle a los niños que todo tiene su lugar, o "casa".

Esto significa que si van a guardar un juguete deben saber en qué lugar va, y ponerlo ahí.

Si no saben dónde está su lugar tienen que encontrar un lugar para eso, y ponerlo ahí a partir de ese momento.

La verdad, este es un concepto útil para los adultos también, y es uno que he dominado y encontrado muy útil.

Nuestros hijos entienden esta idea (por lo menos, mis cuatro hijos más grandes la entienden), pero a veces se les olvida.

Aun así, esto les ayuda a mantener las cosas organizadas.

* Agrupa cosas similares - Intenta mantener cosas similares organizadas en grupo. Así, una caneca sería para peluches, otra para cosas de deportes, etc.

Esto hace que sea más fácil de recordar.

Lo mismo con la ropa: Ropa interior y medias juntas, camisetas, pantalonetas, pantalones, etc.

Todas las cosas de videojuegos en un solo lugar.

* Un lugar para papeles escolares - Similarmente, deberías tener un lugar para mantener todos los papeles escolares.

Tenemos una bandeja para todos los papeles entrantes en nuestra casa, pero también mantenemos una carpeta para guardar papeles escolares para que nunca tengamos que buscarlos.

Además, cuando recibimos un calendario escolar o una notificación de algún evento escolar, la ingresamos en Google Calendar para que no se nos olvide cuando es.

* Enséñales a limpiar - Todos nuestros hijos saben cómo limpiar sus cosas, incluyendo nuestro pequeño de 3 años.

Así que en vez de preocuparnos continuamente sobre el desorden, simplemente les pedimos que limpien su desorden de vez en cuando.

Seguro, las cosas se desorganizarán nuevamente pronto, pero por lo menos los niños hacen el trabajo de limpiar lo que ellos desordenan, no nosotros :)

* Permíteles que desordenen - Los niños no son perfectos - ellos inevitablemente desordenarán.

Tienes que permitirles que lo hagan. Luego, cuando terminen, pídeles que limpien su desorden. No hay daño, no hay penalidad.

* Haz purgas en navidad (o lo que sea que celebres en diciembre) y cumpleaños - En estas dos ocasiones llegan cosas nuevas en masa a la casa.

Si tú simplemente añades estas cosas nuevas encima de las viejas, terminarás con un desorden enorme.

En vez de eso les pedimos a los niños que pongan todos sus regalos en un solo lugar.

Luego, un día o dos después de las fiestas o su cumpleaños, entramos a sus armarios y canecas, y les pedimos que se deshagan de cosas para poder abrir espacio para las cosas nuevas.

* Deshazte del cacharro regularmente - Cada mes o dos necesitarás organizar y despejar sus cosas nuevamente.

Haz esto por lo menos cada tres meses. Podrías poner un recordatorio en tu calendario, o simplemente revisar sus cuartos de vez en cuando, y si se ven muy llenos de cacharro, programa algo de tiempo para purgar.

* Menos es más - Enséñale a los niños que no necesitan pilas grandes de cosas para ser felices.

Ellos no pueden jugar absolutamente con todo lo que tienen de todas formas - no hay suficientes horas en el día.

Con menos cosas ellos pueden encontrar cosas más fácilmente, pueden ver con que pueden jugar, y pueden poseer cosas de mejor calidad.

* Ve por calidad - En vez de comprarles un montón de chatarra barata, ve por juguetes de calidad y posesiones que durarán un largo tiempo.

La madera es mejor que el plástico, por ejemplo, y los juguetes clásicos usualmente son los mejores.

Es mejor gastar tu dinero en un par de cosas geniales que en un montón de cosas baratas que se dañarán, y que serán relegadas a la pila de chatarra muy pronto.

* Compra menos - Drásticamente reduce la cantidad de cosas que le compras a tus hijos.

Es difícil resistirlos cuando de verdad quieren algo en una tienda, lo sé, pero no les estás haciendo ningún favor sucumbiendo a sus demandas.

No los prives totalmente, pero tampoco los malcríes con objetos.

En diciembre, por ejemplo, solo comprarles unas cosas muy buenas en vez de un montón de cosas.

* No pospongas el organizar - He aprendido a limpiar desorden de una vez (o pedirle a mis hijos que limpien su desorden), de tal forma que la casa nunca parezca en ruinas.

* Organiza antes de ir a la cama - También hago una limpieza rápida antes de irme a dormir, poniendo en su sitio cualquier cosa que los pequeños olvidaron poner en su lugar.

Esto hace que las mañanas sean mucho más agradables.

* Limpiezas de 30 minutos - Los sábados haz una "limpieza de 30 minutos".

Esto significa que cada niño (probablemente de más de 5 años) tiene un quehacer, y toda la familia (incluyendo los padres) colaboran para limpiar la casa.

Pon un cronómetro, y mira que tanto pueden completar en 30 minutos.

Para nuestra familia es más fácil completar eso, ya que tenemos seis personas (incluyendo dos adultos y un adolescente) ayudando a terminar rápidamente.

Esto nos da una casa limpia, y tenemos el resto del día para divertirnos.

* Tiempo de preparación - Esto no tiene mucho que ver con desorden y cacharro; más bien es un principio general de simplificación en tu vida con tus hijos.

Ayuda tener un tiempo de preparación cada noche y mañana para preparar el almuerzo, ropa o lo que sea que tus hijos necesitan para lo que sea que vayan a hacer ese día.

Esto significa sacar las cosas de fútbol y bebidas y pasabocas listos para los días de fútbol, o cualquier equipo de cosas necesarias para las actividades de ese día.

Te ahorra afanes cuando vayas a salir de la casa, y evita que luego se te olvide algo.

"Puedes aprender muchas cosas de los niños. Por ejemplo, que tanta paciencia tienes."
- Franklin P. Jones

"Tus niños necesitan tu presencia más de lo que necesitan tus presentes."
- Jesse Jackson


↩ Regresar a la Tabla de Contenidos

↓ Tu atención por favor ↓

Dime, ¿estás interesado/a en aprender inglés?

¿Te gustaría poder aprender tan bien el idioma que puedas entender prácticamente todo lo que leas y escuches en inglés?

¿Te gustaría poder comunicarte en inglés sin problema, tanto por escrito como hablando?

Si es así, te invito a visitar Inglesk.com.

Allí aprenderás cómo aprender inglés por tu propia cuenta, usando contenido que de verdad disfrutes, y sin tener que memorizar reglas gramaticales.

¡Haz clic aquí para entrar a Inglesk.com y aprender cómo dominar el inglés de una vez por todas!