Limpiando el desorden

El desorden y el cacharro son el veneno de un minimalista.

El minimalista se deshará de lo innecesario y quedará con un bello ambiente de pocas cosas.

El problema del desorden y cacharro:

* El cacharro te agobia
* El cacharro te estresa
* El cacharro es costoso de comprar, guardar y mantener
* Buscar cosas en el desorden hace que pierdas tiempo
* El desorden es un reflejo de tu estado interno

Tú acumulas cacharro al estar en la mentalidad de Adquirir en vez de la mentalidad de Suficiente.

Tú acumulas teniendo una mentalidad de miedo, de no querer abandonar las cosas, querer acaparar y mantener todo por razones sentimentales.

Estar muy ocupado también conlleva al desorden, porque no tenemos tiempo para limpiarlo, no tenemos tiempo de deshacernos de lo innecesario, y el desorden se apila.

Así que reducir lo que haces ayudará a limpiar el desorden.

No tener un sistema para lidiar con objetos, y no tener los hábitos de mantener en marcha ese sistema, hará que termines con desorden y cacharro.

Puedes organizar tu casa y lograr que se vea hermosa, pero si no tienes un sistema y hábitos en su lugar, pronto empezarás a dejar tiradas las cosas en cualquier sitio, y pronto volverás a tener desorden.

La solución es encontrar un lugar para todo una vez hayas organizado y despejado.

Esto no es tan difícil - solo necesitas poner algo en un lugar que consideras sería un buen "hogar" para ese objeto, y luego una nota mental de ese lugar.

Luego necesitas desarrollar el hábito de poner ese objeto en su lugar siempre que termines de usarlo.

Toma más tiempo el formar ese hábito, pero no es tan difícil si lo haces conscientemente.


Derrotando la mentalidad del miedo


Siendo así, si tienes miedo de abandonar objetos, ¿cómo conquistas ese miedo para poder despejar el cacharro?

Hay algunos miedos relacionados, o emociones relacionadas a mantener objetos:

* Miedo a necesitarlo de nuevo.
* Resistencia a desperdiciar algo valioso.
* No deshacerte de cosas sentimentales por tu conexión emocional hacia ellas.

Todas estas son emociones fuertes, y si no se les hace frente, evitarán que organices y despejes el cacharro. He aquí como ganarles:

1. Si no lo has usado en 6 meses, deshazte de eso - Para objetos de temporada como ropa de invierno, extiende esa regla a 12 meses o algo así.

Si no lo usas, no lo necesitas.

¿Pero qué pasaría si llega a ocurrir una ocasión en la que lo necesitas?

Bien, eso no es probable, pero pregúntate a ti mismo que podrías hacer si eso pasara - ¿podrías usar algo más en su lugar, o tomarlo prestado de alguien más, alquilarlo, o en el peor caso, comprar otro (preferiblemente usado)?

Usualmente podemos vivir sin él o encontrar otra solución, y con frecuencia, ese escenario no ocurre - y la evidencia está en que no se usó en los últimos 6 meses.

A veces ocurre, pero no sería el fin del mundo.

2. Es derrochador mantener objetos - Aunque sé que muchas personas sienten que es derrochador deshacerse de cosas que aún pueden usarse - y una parte de mi está fuertemente de acuerdo con eso - esta creencia conlleva a la acumulación de cantidades increíbles de chatarra y cacharro.

Lo sé porque he visto todo su cacharro... y no es bonito.

En vez de eso, date cuenta de que en realidad es más derrochador aferrarte a cosas si no las usas y amas.

Primero, desperdician espacio, el cual en realidad te cuesta dinero cada mes (en la forma de renta o hipoteca de tu casa, o rentando o comprando espacio de almacenamiento adicional).

También te cuesta tiempo el mantener todo ese cacharro, y estrés en mantenerlo y verlo y tener que navegar en él para encontrar cosas que necesitas.

Finalmente, si estas cosas aún son utilizables y valiosas en realidad, dáselas a alguien más que pueda usarlas y sí las use.

Las cosas no son valiosas si no son usadas, así que al aferrarte a los objetos estás previniendo que estos se usen realmente por alguien que los necesita.

3. Toma una foto - Si las cosas tienen valor sentimental, es por las memorias que mantienen, no por lo que realmente son los objetos o para lo que pueden usarse.

Así que toma una foto digital, o si es una foto o documento, escanéalo y guárdalo en tu computador.

Aún tienes los recuerdos, pero ya no abarcarán espacio.

Intenta esto, por lo menos para unas pocas cosas, y verás que el valor sentimental de las cosas puede ser movido a un espacio digital para derrotar este miedo.

4. La caja de "tal vez" - Si simplemente no puedes deshacerte de las cosas, usa una caja de "tal vez" cuando despejes tu cacharro.

Esta es una caja para todas las cosas que no estás seguro de si deshacerte de ellas o no.

Pon esos objetos en una caja, marca la fecha del día actual, y pon la caja en un armario o algún otro cuarto de almacenamiento.

Después de 6 meses, si nunca necesitaste estos objetos, deshazte de ellos.

Esta es una medida alternativa diseñada para superar esos miedos.


Cómo empezar


Empezar a reorganizar una casa llena de cacharro puede ser difícil, ya que la tarea es muy abrumadora.

Por lo tanto, es importante empezar pequeño.

No necesitas enfrentarte a la montaña - solo empieza enfrentándote a una roca a la vez.

The Fly Lady (flylady.net) recomienda empezar con el lavaplatos de tu cocina, y estoy de acuerdo con eso.

Despeja tu lavaplatos, lava cualquier plato allí, límpialo bien, y que quede bonito y brillante.

Esto es algo que puedes hacer en 5-10 minutos (dependiendo de qué tantos platos habían allí), y tiene un efecto motivador.

Ahora, mantén ese lavaplatos limpio y brillante.

Desde aquí puedes expandir tus acciones:

Puedes despejar los mesones de tu cocina y limpiarlos.

Despeja el piso de tu cocina de cualquier cacharro.

Mantén esas áreas limpias por unos días.

Expande a otros cuartos - mesas, pisos, estanterías, armarios. Una superficie a la vez.

Pero mantén el lavaplatos limpio, y cualquier otra área que ya hayas despejado y limpiado, mantenla limpia.

No necesitas hacer todo esto de la noche a la mañana. Puedes hacerlo un poco cada vez - 10-15 minutos al día, o más si lo deseas.

Si quieres puedes programar un fin de semana para despejar y limpiar, pero no es necesario.

Gradualmente lo lograrás.


Sistema de limpieza


He aquí un sistema breve para limpiar y despejar tu casa:

1. Empieza con una superficie plana cada vez - Esto puede ser un mesón, una mesa, una sección del piso en un cuarto, una estantería, el piso de un closet, un gabinete, etc.

Por ejemplo, enfócate únicamente en una estantería o en un armario cada vez, no en el armario completo.

2. Saca todo de la superficie (o del cajón o gabinete) - Ponlo todo en una pila.

Tú no tienes que apilar las cosas literalmente - simplemente ponlas juntas, tal vez en una mesa o en el piso, pero no en la mesa o piso que estás despejando.

Este será tu espacio de trabajo temporal.

3. Toma una cosa de la pila, y has una decisión rápida sobre ella - ¿La amas y la usas regularmente? ¿La has usado en los últimos 6 meses?

Si es así, ponla en una pila separada, que será tu pila de "mantener".

Si no, ponla en la caja de "donar", o tíralo a la basura/reciclaje si literalmente es basura.

Puedes tener una tercera opción, una caja de "tal vez" para objetos que no puedes decidir si eliminar o no - mira la sección anterior de este capítulo para más información.

4. Repite este proceso con cada elemento en la pila, uno a la vez - Haz decisiones rápidas con cada elemento hasta que termines.

Si tomas decisiones rápidas no tiene que tomarte mucho tiempo.

Ahora deberías tener dos pilas - una pila de "mantener", una caja de donaciones, y una bolsa para basura.

Tal vez también la caja de "tal vez" si la quieres usar.

5. Ahora limpia la superficie, estantería o gabinete - Luego pon de regreso la pila de "mantener" allí, bien ordenada.

Deja espacios entre las cosas. Encuentra otros lugares para cosas que no pertenecen allí.

6. Pon la caja de donaciones en tu auto para donarlas al día siguiente - Tira lo que sea basura. Si usaste la caja "tal vez", guárdala.

¡Has terminado!

Repite este proceso para otras superficies planas.


Qué hacer con las cosas innecesarias


Tú la verdad no necesitas tirar cosas a la basura cuando estés despejando y limpiando.

Hay muchas opciones para deshacerte de las cosas que no necesitas ni amas.

He aquí algunas:

* Dona a Goodwill o a otras caridades
* Freecycle.org - Un sitio web para regalar cosas a gente que las necesita, en tu área
* Ten una venta de jardín o de garaje
* Vende tus cosas en Ebay/MercadoLibre/OLX (Un consejo: Pon tus CDs en conjuntos, y véndelos)
* Dale cosas a amigos y familiares que necesiten esas cosas
* Dona DVDs y libros a tu biblioteca local
* Vende libros a tiendas de libros usados
* Recicla
* Crea algo con esos objetos, y luego regala tu creación

"No tengan nada en sus casas que no les sea útil, o que crean que es hermoso."
- William Morris

"No necesitamos incrementar nuestros bienes tanto como necesitamos reducir lo que queremos. No querer algo es tan bueno como poseerlo."
- Donald Horban


↩ Regresar a la Tabla de Contenidos

↓ Tu atención por favor ↓

Dime, ¿estás interesado/a en aprender inglés?

¿Te gustaría poder aprender tan bien el idioma que puedas entender prácticamente todo lo que leas y escuches en inglés?

¿Te gustaría poder comunicarte en inglés sin problema, tanto por escrito como hablando?

Si es así, te invito a visitar Inglesk.com.

Allí aprenderás cómo aprender inglés por tu propia cuenta, usando contenido que de verdad disfrutes, y sin tener que memorizar reglas gramaticales.

¡Haz clic aquí para entrar a Inglesk.com y aprender cómo dominar el inglés de una vez por todas!