Simplifica lo que haces

Vivir una vida minimalista no se trata solo sobre eliminar el cacharro físico – se trata de reducir el desorden de tu horario ocupado, de tu vida laboral, de todos los trajines que normalmente tienes.

Se trata de hacer solo lo que es necesario, para que así tengas tiempo para lo que de verdad te hace feliz.


Reduce los compromisos


Lo más importante que puedes hacer para simplificar tu horario es enumerar todos tus compromisos, y escoger los más importantes.

Los compromisos incluyen todo lo que saque de tu tiempo, como proyectos del trabajo, trabajos complementarios, servir en comités cívicos, servir como entrenador para el equipo de fútbol de tu hijo, renovar tu casa o servir en una Organización de Padres de Familia o algún otro comité escolar.

Es fácil decirle "si" a estos compromisos, pero llenan nuestras vidas a medida que se acumulan, hasta que estamos tan ocupados que no tenemos tiempo para lo que es realmente importante para nosotros.

El minimalismo sugiere que reduzcamos estos compromisos hasta quedar solo con los más importantes, dejando espacio en nuestras vidas para lo que amamos más, y dejando espacio para que no estemos tan estresados.

Para hacer esto haz una lista de todos los compromisos en los que puedas pensar.

Piensa en todo lo que hagas regularmente, o que te hayas comprometido a hacer a corto o largo plazo.

Ahora marca en esa lista lo siguiente:

¿Cuáles son los 4-5 compromisos más importantes?

Las cosas que más amas que son más valiosas para ti. Estas son tus prioridades principales.

Todo lo demás debería ser eliminado en lo posible.

Para eliminar compromisos necesitas hacer una llamada o enviar un email informándole a la gente que ya no puedes comprometerte a algo.

Esto es difícil e incómodo, porque significa decirle "no" a la gente, y usualmente para ellos eso es decepcionante.

¿Pero sabes qué? Ellos sobrevivirán, y sus proyectos y vidas continuarán. Aunque es difícil decepcionar a la gente, rara vez es tan malo como tememos.

Es un lento proceso de eliminación - habrán algunos compromisos grandes de los cuales no podrás liberarte de una.

Pero si mantienes en mente que en un futuro quieres eliminar todos los compromisos no-esenciales, lentamente saldrás de ellos, ya sea diciendo "no", o cuando los compromisos terminen naturalmente.

Es importante, desde este punto, intentar decir "no" a todas las peticiones de que te comprometas si esos compromisos no están en tu lista esencial - cosas que tú de verdad amas hacer.

Tú deberías querer decir "¡Absolutamente sí!" a los nuevos compromisos - o di no. No digas solamente sí.

Una vez te hayas deshecho de los compromisos no-esenciales, tu vida se liberará de para hacer las cosas que siempre quisiste hacer.


Despeja tu horario


Mira que tanto puedes despejar tu horario.

Esto significa eliminar reuniones, las cuales usualmente son una pérdida de tiempo.

Despejar tu horario significa no ponerte citas con otras personas si puedes evitarlo.

Significa dejar bloques grandes de tiempo disponibles para crear, para hacer trabajo que amas, para hacer otras cosas que ames.

Deja espacio entre cosas en tu horario. El espacio te ayuda a completar tu horario con menos estrés, y si las cosas toman más tiempo del esperado, no desorganizará todo.

Si puedes, deja días enteros sin citas programadas. Eso no significa que no trabajarías - solo significa que no habría nada asignado en piedra en tu calendario.


Despeja tu lista de tareas


Si tienes una larga lista de tareas llena de muchas cosas por hacer, el camino minimalista es simplificar la lista.

Para hacer esto debes ser honesto contigo mismo:

¿Realmente puedes hacer todas las cosas que están en tu lista de tareas de hoy?

¿Y qué tal en los próximos tres días?

Usualmente creemos que podemos hacer más de lo que en realidad podemos, y como resultado hacemos listas de tareas largas que nunca podríamos completar ni en día o tres.

Ahora, es la naturaleza de las listas de tareas que estas nunca tengan final, pero el problema real es que están llenas con muchas tareas que nos mantienen súper ocupados.

Y en vez de eso, debemos enfocarnos en menos tareas, no más.

Menos tareas significa que estamos menos ocupados.

También significa que debemos seleccionar las tareas más importantes que tendrán el impacto más grande en nuestro trabajo y nuestras vidas.

Escoge tres tareas para cada día - tareas realmente importantes y de alto impacto.

Estas tareas más importantes deberían ser tu enfoque cada día, e idealmente deberías hacerlas antes de trabajar en cualquier otra tarea de menor importancia.

Haz las cosas importantes primero. Preocúpate por las cosas pequeñas luego.

"La naturaleza no se apresura, y aun así todo es logrado."
- Lao Tzu


↩ Regresar a la Tabla de Contenidos

↓ Tu atención por favor ↓

Dime, ¿estás interesado/a en aprender inglés?

¿Te gustaría poder aprender tan bien el idioma que puedas entender prácticamente todo lo que leas y escuches en inglés?

¿Te gustaría poder comunicarte en inglés sin problema, tanto por escrito como hablando?

Si es así, te invito a visitar Inglesk.com.

Allí aprenderás cómo aprender inglés por tu propia cuenta, usando contenido que de verdad disfrutes, y sin tener que memorizar reglas gramaticales.

¡Haz clic aquí para entrar a Inglesk.com y aprender cómo dominar el inglés de una vez por todas!