Viajes minimalistas

El minimalista intenta viajar tan ligeramente como sea posible - una maleta ligera, un itinerario ligero, y una actitud ligera.

Muchos de nosotros hemos experimentado la pesadilla de cargar con demasiado equipaje, esperar en el área de reclamo de equipaje, intentar atiborrar demasiadas actividades cada día, y generalmente estar tan estresados que necesitamos vacaciones cuando llegamos a casa.

En vez de eso, simplifica tus viajes.

Mi objetivo principal es empacar lo más liviano posible, y mantener mi itinerario holgado y ligero.

Viajo solo con una maleta de mano pequeña, y no le hago check-in a mi equipaje para hacer las cosas lo menos molestas posible.

He aquí una lista de lo que usualmente empaco:

* Documentos de viaje (pasaporte, tarjeta de crédito, identificación)
* Pocos productos de aseo (desodorante, cepillo de dientes)
* Dos pares de pantalonetas o jeans (dependiendo del destino)
* Dos camisetas
* Dos pares de ropa interior
* Pantaloneta de baño o buzo (dependiendo del destino)
* 1 libro
* Libreta y esfero
* Cámara y cargador

Cualquier otra cosa que necesite puedo conseguirla en el lugar de destino.

Puedo lavar mi ropa por la noche, y no hay necesidad de llevarme demasiada ropa.

Obviamente, si voy a una conferencia de negocios o algo así, mis necesidades serán diferentes, pero para vacaciones, estas cosas usualmente serán suficientes.

Dicho eso, miremos otras formas de viajar ligero - tanto en lo que empacas como en lo que haces.


Qué empacar


Hay muchas opiniones diferentes sobre como empacar ligero y que elementos son esenciales o útiles.

Lo que sigue es una variedad de consejos, pero ten cuidado, ya que pueden haber consejos contradictorios aquí - escoge aquellos que funcionen mejor para ti:

* Empaca tan ligero como sea posible - Hazte la simple pregunta:

"¿Lo quiero, o lo necesito? Y si lo necesito, ¿tendré la voluntad de cargar con él?"

La verdad, es muy poco lo que realmente necesitas cuando viajas.

* Viaja con una maleta de espalda ligera - Si te estás moviendo de un lugar a otro, las maletas así te dejan las manos libres.

* Empaca poca ropa y solo un par de colores complementarios sin nada de patrones - El negro es una buena idea si necesitas estar presentable y casual.

* Limítate a solo un par de zapatos - Posiblemente dos si eres mujer.

* Empaca solo lo que cargarías en el vuelo.

* Pon todo lo que quieras llevar en una pila, y lentamente quita cosas que no son necesarias.

* Deja tu laptop en casa, además de tu Blackberry y otros aparatos tecnológicos - Estar lejos del flujo constante de información del Internet por unos días te recarga y relaja en formas que nunca experimentarías en casa.

* La mayoría de productos de aseo pueden conseguirse fácilmente en el país destino.

* Lleva un libro, y cuando lo termines, encuentra un intercambio de libros y cámbialo por uno que no hayas leído.

* En Asia, los sarongs son el mejor amigo del viajero - Un sarong funciona como una toalla, falda, maleta improvisada, bufanda y sabana.

Es especialmente bueno tener de estos si viajas con poco presupuesto, y/o si te hospedas en hosteles o casas de invitados, los cuales generalmente no ofrecen toallas o inclusive sabanas.

* Envía por correo a tu casa lo que sea que compres – Hacer esto reduce lo que debes cargar contigo y lo que debes registrar en la aduana.

* No viajes con nada en tus bolsillos excepto tu pasaporte y billetera - No tendrás que escarbar todo de tus bolsillos cada vez que tengas que pasar por seguridad.

Además, sentarte en el avión así también es más cómodo.

* Fotocopia secciones de libros guía para que al final del viaje puedas botar la copia a la basura.

* Toma una fotocopia de todas tus tarjetas de crédito, pasaporte y cualquier otro documento valioso que tengas - Escribe el número de emergencia para cada tarjeta de crédito por detrás de la fotocopia.

Deja esto con un vecino o familiar junto con tu itinerario.

Si se roban tu billetera o maletas y solo se te permite hacer una llamada, llama a esta persona de confianza para que cancele por ti tus tarjetas de crédito, etc.

Alternativamente, en vez de fotocopiar tus documentos importantes considera escanearlos y enviártelos por email a ti mismo - de esa forma siempre puedes acceder a esos documentos.

Otro lector sugirió encriptar tus documentos si te los envías por email a ti mismo.

* Empaca solo cosas con tejidos de alta tecnología, del tipo que se seca rápido para que puedas lavar dichas cosas en el lavamanos - Tú puedes estar bien con 2 pares de medias para un viaje de dos semanas si lavas el par sucio por la noche.

Usar tejidos de alta tecnología significa que estos estarán secos a la mañana siguiente, mientras que el algodón seguirá mojado por días.

* Tilley hace ropa interior que puedes lavar en la noche, y que estará seca en la mañana - Solo necesitas dos pares, ¡o inclusive uno si estás seguro de que encontrarás donde lavarlo!

* Consejo para secado rápido:

Enrolla una toalla sobre el tejido mojado, y estrújalo fuerte.

* Trae contigo una pequeña cantidad de dinero extranjero para cubrir gastos inesperados cuando llegues, luego cambia el resto en tu país de destino, ya que las tasas de cambio usualmente son más favorables.


Sobre planear y hacer


Además de qué empacar, he aquí algunas ideas sobre qué hacer cuando llegues a tu destino, además de unos consejos para cuando estés en camino:

* No planees demasiado tu viaje - mantén el itinerario de viaje fluido para que puedas absorber la atmósfera en cada lugar.

Abre espacio para cosas interesantes que puedan ocurrir por casualidad, y cuando los planes no funcionen, ¡ve eso como una oportunidad!

* Llega más temprano de lo que consideres necesario - para viajes domésticos intenta llegar por lo menos 2 horas antes del tiempo de vuelo.

Para vuelos internacionales que sean 3 horas.

Hacer esto reduce el estrés de esperar en una larga fila de seguridad a medida que tu tiempo de despegue se va acercando, y evita esos afanes inesperados hasta tu zona de abordaje.

* Aparta tiempo para siestas. En serio.

* Sonríe mucho y habla con la gente nativa.

* Come, come, come, y disfruta los sabores.

* No te quedes solo con las vistas populares - planea algunas actividades que definitivamente tienes que hacer, y déjale el resto a la suerte.

* Camina por la noche y mantente abierto a los elementos más locos de esa cultura.

* Recibe muchos masajes.

* Levántate temprano. En climas calurosos, esto te ayudará a evitar el calor del día.

Además, en cualquier clima, esto te ayudará a evitar el gentío y a aprovechar tu día a un paso más relajado.

Igualmente, haz lo que de verdad quieras hacer primero, ya que los otros planes tienden a dañarse a medida que prosigue el día.

* No deberías intentar verlo todo en un lugar determinado. De hecho, probablemente te será más agradable si te enfocas en conocer gente genial (en vez de ir a lugares geniales).

"Yo viajo ligero; tan ligero como puede viajar un hombre que aún carga su cuerpo por valor sentimental."
- Christopher Fry

"Un buen viajero no tiene planes fijos, y no tiene intención de llegar."
- Lao Tzu


↩ Regresar a la Tabla de Contenidos

↓ Tu atención por favor ↓

Dime, ¿estás interesado/a en aprender inglés?

¿Te gustaría poder aprender tan bien el idioma que puedas entender prácticamente todo lo que leas y escuches en inglés?

¿Te gustaría poder comunicarte en inglés sin problema, tanto por escrito como hablando?

Si es así, te invito a visitar Inglesk.com.

Allí aprenderás cómo aprender inglés por tu propia cuenta, usando contenido que de verdad disfrutes, y sin tener que memorizar reglas gramaticales.

¡Haz clic aquí para entrar a Inglesk.com y aprender cómo dominar el inglés de una vez por todas!