Imaginando que la maldad "legal" es buena | La superstición más peligrosa

Haz clic aquí para descargar este libro digital en el Internet Archive


→ Tabla de contenidos

Existen literalmente millones de ejemplos que podrían ser usados para demostrar cómo la percepción del público general es drásticamente afectada por la creencia en la "autoridad".

Simplemente considera cómo es que una persona promedio ve y juzga un acto cuando es cometido por alguien que declara tener "autoridad", en contraste con como la persona ve y juzga exactamente el mismo acto cuando es cometido por cualquier otra persona.

He aquí algunos ejemplos:

1) Escenario A: Un solado estadounidense en un país extranjero está pasando de casa en casa, pateando puertas, cargando una ametralladora, apuntándosela a completos desconocidos, dándoles ordenes e interrogándolos, como parte de su búsqueda de "insurgentes".

Escenario B: Un ciudadano promedio, en su propio país, va de casa en casa, pateando puertas, cargando una ametralladora, apuntándosela a completos desconocidos, dándoles ordenes e interrogándolos, como parte de su búsqueda de "personas que no le gustan".

La primera persona es vista por la mayoría de personas como un valiente y noble soldado que está "sirviendo a su país"…

Mientras que la segunda es vista como un individuo horriblemente peligroso, y posiblemente perturbado mentalmente, quien debería ser desarmado y detenido a toda costa.

2) Escenario A: Un "oficial de la ley" está a cargo de un "retén de sobriedad" en un puesto fronterizo, deteniendo a todo el mundo para preguntarles si están ingresando "legalmente" al país…

O si han estado bebiendo, o ver si hay alguna indicación o evidencia de que puede encontrarse actividad "criminal" relacionada con la persona detenida.

Escenario B: Un sujeto con una medallita está deteniendo todos los coches que están pasando por la carretera, preguntándole a cada conductor si es estadounidense, si ha estado bebiendo, e inspeccionando el auto del detenido para ver si algo parece sospechoso.

El policía que comete ese intrusivo y repulsivo acoso, detención, interrogación e inspección es visto por muchos como un valiente "agente de imposición" haciendo su trabajo…

Mientras que cualquier otra persona que se comporta de esa forma sería vista como un psicópata peligroso.

3) Escenario A: Un trabajador del "Servicio de protección de niños" recibe un archivo y, basándose en una indicación anónima, llega a la casa para interrogar a los dueños con el propósito establecido de decidir si ellos son aptos para ser padres, o si el gobierno debería llevarse a los hijos de ellos a la fuerza.

Escenario B: Una persona promedio, basándose en un rumor que escuchó de un extraño, llega a la casa de otros extraños, los interroga, y amenaza con llevarse a sus hijos si el sujeto no se siente satisfecho con las respuestas.

De nuevo, el trabajador del "gobierno" es imaginado como alguien que simplemente está "haciendo su trabajo", mientras que el individuo promedio que haga exactamente lo mismo es visto como una persona peligrosa y mentalmente inestable.

Esto no quiere decir que nunca podría ocurrir una situación en la que un niño debería ser alejado de sus padres para poder proteger al niño…

Pero situaciones así deben tomarse con un cuidado extremo por parte de cualquier individuo quien tuviese que tomar responsabilidad personal por sus acciones.

Por otra parte, un burócrata quien simplemente actúa como un engranaje en la máquina del "gobierno" hará esas cosas con mucha menos vacilación y mucha menos justificación, ya que él o ella se imaginará que algo llamado "la ley" es enteramente responsable por lo que él o ella haga.

4) Escenario A: Un piloto de la fuerza aérea de los Estados Unidos (o del gobierno que sea), tras haber recibido órdenes de hacer esto, vuela hacia las coordenadas que le acaban de dar y le lanza un misil al blanco indicado.

El resultado es que algunos mercenarios de un "gobierno" diferente son asesinados, junto con varios civiles inocentes que estaban en el área.

Escenario B: Un ciudadano promedio, actuando por su cuenta, se mete a un avión con explosivos caseros, vuela sobre un edificio en la ciudad donde se sabe que reside una agresiva pandilla callejera, y les lanza los explosivos.

El resultado es que varios miembros de la pandilla son asesinados, pero también una docena de transeúntes inocentes que estaban pasando por la calle en esos momentos.

La persona promedio ve las muertes de civiles del primer escenario como desafortunadas, pero las tacha como los inevitables riesgos de la guerra.

El piloto militar es visto como un héroe por parte de la gente que vive en su mismo país, y le dan una medalla por haber servido a su patria.

Sin embargo, el ciudadano promedio verá al piloto del segundo escenario como un lunático, un terrorista, y un asesino, y querrá que esa persona sea puesta en prisión por el resto de su vida (y hasta ejecutada).

Sea que un acto haya sido declarado formalmente como "legal" por parte de los políticos (o no), y sea que el acto haya sido hecho bajo la orden de la "autoridad" (o no)…

Es algo que tiene un enorme impacto en la moralidad y legitimidad percibida del acto.

En un sentido muy real, aquellos quienes siguen las ordenes de la "autoridad" ni siquiera son vistos como personas, en el sentido de que sus comportamientos y acciones son juzgados usando un estándar drásticamente diferente al estándar utilizado en seres humanos promedio.

Para dar otro ejemplo, muchas personas se sentirían alarmadas de recibir un reporte de que hay "un hombre con una pistola" en su vecindario…

A menos que escuchen que dicho hombre también tiene una insignia.

La gente juzga los comportamientos basándose bastante en si el comportamiento ha sido autorizado o prohibido por una "autoridad" en vez de si el comportamiento es inherentemente legítimo.

Por ejemplo, cuando los ciudadanos son llamados a una corte autoritaria para servir como jurados en un juicio "criminal", es rutina que el "juez" le diga al jurado que no se preocupe de que el acusado haya hecho algo malo o no…

Que el jurado únicamente debe decidir si las acciones del acusado están de acuerdo o no con lo que sea que el "juez" declare que sea "la ley".

Cabe notar que en los Estados Unidos, a través de los años aquellas personas en posiciones de poder deliberadamente y metódicamente han ido deshaciendo una antigua tradición conocida como "nulificación juratorial"…

En la cual un jurado podía, en esencia, anular una "ley" que ellos veían como mala revirtiendo un veredicto a "no culpable", inclusive si ellos creían que el acusado sí había quebrantado "la ley".

Todo jurado todavía tiene ese poder, pero los autoritarios jueces hacen todo lo que puedan para evitar que los jurados se den cuenta de ello.

Inclusive cuando no están haciendo parte de un jurado, la mayoría de personas juzgan a otras a través de gafas color autoritario, juzgando la moralidad de la gente basándose enormemente en si ellos obedecen las órdenes de los políticos…

Por ejemplo, si la persona "obedece la ley y paga sus impuestos".

Compara cómo es que un ciudadano promedio vería a los dos individuos descritos a continuación:

El individuo A…

* No tiene licencia de conducir

* Trabaja "por debajo de la mesa" para evitar pagar "impuestos"

* Nunca se registró en el "servicio militar"

* Posee un arma de fuego no-registrada y no-licenciada

* Ocasionalmente fuma marihuana

* A veces apuesta ("ilegalmente")

* Y vive en una cabaña que él posee, pero para la cual no tiene "permiso de ocupación"

* Además, su cabaña tiene una plataforma en la parte trasera, la cual construyó sin obtener primero un permiso de construcción

Y el individuo B…

* Tiene licencia de conducir

* Paga impuestos sobre lo que gana

* Se registró para el servicio militar

* Posee un arma de fuego registrada

* Ocasionalmente bebe cerveza

* A veces juega la lotería estatal

* Vive en una casa inspeccionada y aprobada por el "gobierno"

* Y cuenta con una plataforma detrás de su casa, también inspeccionada y aprobada por el "gobierno"

Los dos individuos viven vidas similares – ambos son productivos, y ninguno de los dos está asaltando ni robando a nadie más.

Sus comportamientos, elecciones y estilos de vida son muy similares casi en todo sentido…

Excepto que hay "leyes" en contra de las acciones del individuo A, pero no contra las del individuo B.

Eso no más, sin ninguna diferencia sustancial en lo que ambos individuos hacen, o cómo es que ellos tratan a otras personas, causa que la mayoría de personas vean al individuo A con un cierto grado de desprecio…

Mientras que ven al individuo B con respeto y aprobación.

De hecho, si el individuo A fuese abordado, detenido, e inclusive asaltado físicamente (por ejemplo, electrocutado, golpeado y esposado) por parte de los "agentes de imposición", inclusive si él jamás ha amenazado ni le ha hecho daño a nadie…

La mayoría de creyentes en los "gobiernos" opinarían que ese individuo "se lo estaba buscando", y que se merecía ser atacado y enjaulado de esa forma por haber desobedecido los mandamientos de los políticos.

Esta tendencia que tienen los espectadores de echarle la culpa a las víctimas de la violencia autoritaria es increíblemente fuerte.

Aquel que acepta la superstición de la "autoridad" – la idea de que algunos individuos tienen el derecho de dominar a otros a la fuerza, y que esos otros tienen el deber de obedecer…

Asumirán que si la "autoridad" está usando violencia contra una persona, esa violencia debe ser justificada, y por lo tanto la víctima de esa violencia debió haber hecho algo mal.

Este patrón se muestra en diferentes situaciones.

Por ejemplo, cuando un soldado estadounidense (o del gobierno que sea) mata a civiles en un país extranjero…

Muchos estadounidenses (o gente bajo el mismo gobierno que el soldado) desesperadamente creen, y por lo tanto asumen automáticamente, sin una sola pizca de evidencia…

Que las víctimas asesinadas debieron haber sido "insurgentes", o colaboradores, o por lo menos simpatizantes con "el enemigo".

Como otro ejemplo, cuando los Davidianos de la Rama cerca a Waco, Texas fueron sujetos a un asalto militar, seguido por torturas físicas y mentales prolongadas, seguido por el exterminio en masa de ellos…

Muchos estadounidenses asumieron rápidamente que cualquiera que haya recibido ese tratamiento por parte del "gobierno" se lo merecía.

Los tiranos estadounidenses promovieron esta actitud, fabricando varios rumores y acusaciones, con el objetivo de demonizar a las víctimas de ese violento y fascista asalto sobre gente pacífica.

De hecho, el incidente fue el resultado de una treta publicitaria por parte de la ATF, basada en rumores de que algunas personas en el grupo religioso poseían piezas "ilegales" de armas de fuego.

Muchas personas asumen que si alguien es asaltado, procesado, o encarcelado por agentes de la "autoridad", que entonces esa persona debió haber hecho algo malo, y se merece lo que le hicieron.

Esta suposición puede darse por el rechazo que la gente tiene a considerar la posibilidad de que el "gobierno" en el cual dependen para su protección, es en realidad un agresor…

O también puede darse por no querer considerar la posibilidad de que una persona, incluyéndose él o ella misma, podría ser la próxima víctima indefensa de la violencia autoritaria, inclusive si la persona no ha hecho nada malo.

Sin importar la causa, el resultado final es que cuando la maldad es cometida en el nombre de la "ley", muchos espectadores inmediatamente odian a las víctimas, y se regocijan en el dolor y sufrimiento que les causan a esas víctimas los agentes de la "autoridad".

← El pecado de la no-resistencia

→ Obligación de hacer lo incorrecto

↓ Tu atención por favor ↓

Dime, ¿estás interesado/a en aprender inglés?

¿Te gustaría poder aprender tan bien el idioma que puedas entender prácticamente todo lo que leas y escuches en inglés?

¿Te gustaría poder comunicarte en inglés sin problema, tanto por escrito como hablando?

Si es así, te invito a visitar Inglesk.com.

Allí aprenderás cómo aprender inglés por tu propia cuenta, usando contenido que de verdad disfrutes, y sin tener que memorizar reglas gramaticales.

¡Haz clic aquí para entrar a Inglesk.com y aprender cómo dominar el inglés de una vez por todas!