La realidad es anarquía | La superstición más peligrosa

Haz clic aquí para descargar este libro digital en el Internet Archive


→ Tabla de contenidos

Muchas personas se han convertido en anarquistas (defensores de una sociedad voluntaria sin ninguna clase gobernante)…

Después de haber llegado a la conclusión de que la sociedad sería más próspera y más pacífica, y que disfrutaría de más justicia y seguridad, sin ningún "gobierno" en lo absoluto.

Sin embargo, eso es similar a que un individuo decida, después de analizarlo cuidadosamente, que la navidad funcionaría mucho mejor sin Papá Noel.

Si Papá Noel no es real, entonces no tiene ningún sentido debatir sobre si él es "necesario" para que la navidad "funcione".

Si la navidad funciona, esta ya funciona sin Papa Noel.

Y así mismo es el usual debate entre los "gobiernos" y la "anarquía".

Los "gobiernos" no existen – nunca han existido y nunca existirán, lo cual puede ser comprobado usando lógica que no depende para nada en las creencias morales de cada individuo.

Repasemos rápidamente:

Es imposible para la gente el delegar derechos que ellos mismos no poseen, lo cual hace imposible que cualquier persona obtenga el derecho a gobernar (la "autoridad").

Además, la gente no puede alterar la moralidad, lo cual hace que las "leyes" de los "gobiernos" sean totalmente carentes de cualquier "autoridad" inherente.

Por lo tanto la "autoridad" – el derecho a gobernar – no puede existir lógicamente.

El concepto en si mismo es auto-contradictorio, como el concepto de un "pacifista militante".

Ningún ser humano puede tener derechos sobrehumanos, y por lo tanto nadie puede tener el derecho inherente a gobernar.

Una persona no puede estar moralmente obligada a ignorar su propio juicio moral – por lo tanto, nadie puede tener la obligación inherente de obedecer a otro.

Y esos dos ingredientes – el derecho de gobernar del gobernante, y la obligación de obedecer del súbdito – son el núcleo y alma del concepto de la "autoridad", sin los cuales no puede existir.

Y sin "autoridad" no hay "gobierno".

Si el control que la banda de matones llamada "gobierno" ejerce sobre otras personas no tiene legitimidad, entonces no es "gobierno", y sus ordenes no son "leyes".

Sin el derecho a gobernar, y una simultánea obligación moral a obedecer por parte de las masas…

La organización llamada "gobierno" no es más que una pandilla de matones, ladrones y asesinos.

Los "gobiernos" son una imposibilidad – simplemente no son una opción, de la misma forma en que Papá Noel no es una opción.

E insistir que los "gobiernos" son "necesarios", cuando estos no existen ni pueden existir realmente, o predecir caos y ruina si no tenemos a esta mítica entidad, no cambia ese hecho.

Argumentar que los seres humanos necesitan de un gobernante legitimo, uno con el derecho moral de controlar a todos los demás a la fuerza, y quienes todos los otros tienen la obligación de obedecer, no cambia el hecho de que no existe tal cosa, y de que no puede haber tal cosa.

Siendo así, el propósito de este último capítulo no es simplemente argumentar que la sociedad funcionaría mejor sin la ficción llamada "gobierno"…

Sino introducir al lector cómo la gente percibirá la realidad de forma diferente, pensará diferente, se comportará diferente, e interactuará diferente (muy diferente, de hecho)…

Una vez hayan abandonado la más peligrosa superstición: La creencia en la "autoridad".

La anarquía, lo cual significa la ausencia de "gobierno", es todo lo que hay.

Es lo que siempre ha habido, y lo que siempre habrá.

Cuando la gente acepte esa verdad, y deje de alucinar a una criatura llamada "autoridad", ellos dejarán de comportarse de la forma irracional y destructiva en la que se comportan actualmente.

A casi todo el mundo, por lo menos al principio, se le dificulta mucho pensar con claridad sobre un concepto así.

Y debido a que todos los políticos, y todos los "gobiernos", constantemente están proponiendo "soluciones" para lidiar con cómo se organizará, administrará y controlará a la sociedad a través de un "sistema" centralizado y autoritario…

La mayoría de personas ni siquiera saben cómo procesar mentalmente la idea de una completa carencia de cualquier "sistema" impuesto a la fuerza.

Ellos instintivamente preguntan cosas como, "¿Cómo funcionarían las carreteras en ese caso?" o "¿Cómo nos podemos defender en una situación así?"

La verdad es que nadie puede saber cómo es que todo funcionaría en ese caso, o exactamente qué podría ocurrir.

Los individuos pueden hacer varias sugerencias sobre cómo podrían funcionar las cosas, o predicciones sobre cómo las cosas podrían resultar, pero nadie tiene la capacidad de saber la mejor forma para que todo funcione.

A pesar de la enorme cantidad de incertidumbre que esto crea, la trayectoria histórica de la gente que vive en libertad es mucho mejor que la de cualquier "solución" centralizada en la historia.

Sin embargo, los estatistas han sido acondicionados para sentirse aterrorizados de este tipo de sociedad infinitamente más compleja, en la que no existe un solo plan maestro, sino miles de millones de planes individuales, interactuando el uno al otro en innumerables formas diferentes.

Y para ellos eso significa caos.

Y de cierta forma es caos, en el sentido de que no hay una sola idea única guiándolo todo, y no existe una sola entidad controlándolo todo.

Esto no significa que la gente no pueda hacer acuerdos, o trabajar juntos, o cooperar y hacer concesiones.

En su lugar, esto significa que cada persona verá la vida como un adulto en vez de abandonar su albedrío y responsabilidad para seguir ciegamente los planes de otro sujeto.

Y para aclarar, solo porque no exista la superstición de la "autoridad" no significa que no hayan líderes ni seguidores.

Pero ese tipo de relación de líder y seguidor se trataría de liderazgo de verdad, donde una persona lidera por su ejemplo, demostrando un nivel de inteligencia, compasión y/o coraje que inspira a otros a comportarse de forma similar, voluntariamente.

Ese es un fenómeno muy diferente a lo que normalmente es tildado de "liderazgo" hoy en día.

Cuando la gente habla de los "líderes" de los países, están hablando de gente que controla coercitivamente a millones de personas.

El término "líder del mundo libre", cuando se refiere a un oficial "gubernamental", es un término incorrecto y auto-contradictorio.

Los políticos NO lideran por ejemplo – si algo, ellos ponen ejemplo de cómo ser deshonesto, engañoso, narcisista, y sediento de poder.

Ellos dicen lo que la gente quiere escuchar para poder dominarlos y controlarlos.

Llamar a esa gente "líderes" es tan ridículo como llamarle a los ladrones "productores", o llamar a los asesinos "sanadores".

En la ausencia de la creencia en los "gobiernos", líderes de verdad pueden emerger:

Es decir, gente que NO declara el derecho a gobernar, ni el derecho de forzar a nadie más a seguirlos, pero cuyas virtudes y acciones son vistas como dignas de emular.

Nadie puede predecir, y nadie controlará, todo lo que ocurrirá en un mundo sin el mito del "gobierno".

Y por lo tanto, lo siguiente no pretende ser una explicación completa de cómo es que cada sección de la sociedad humana podría funcionar una vez el mito de la "autoridad" haya desaparecido.

En su lugar, esta es una introducción a unas pocas de las formas en que los seres humanos pueden dejar de permitir que una superstición irracional distorsione su pensamiento, y degenere su comportamiento…

Y puedan empezar a comportarse como seres racionales y libres, impulsados por su propio albedrío y juicio individual, como debería ser.

← La solución

→ Miedo a la libertad

↓ Tu atención por favor ↓

Dime, ¿estás interesado/a en aprender inglés?

¿Te gustaría poder aprender tan bien el idioma que puedas entender prácticamente todo lo que leas y escuches en inglés?

¿Te gustaría poder comunicarte en inglés sin problema, tanto por escrito como hablando?

Si es así, te invito a visitar Inglesk.com.

Allí aprenderás cómo aprender inglés por tu propia cuenta, usando contenido que de verdad disfrutes, y sin tener que memorizar reglas gramaticales.

¡Haz clic aquí para entrar a Inglesk.com y aprender cómo dominar el inglés de una vez por todas!