Lo que la sociedad puede llegar a ser | La superstición más peligrosa

Haz clic aquí para descargar este libro digital en el Internet Archive


→ Tabla de contenidos

Es imposible si quiera empezar a imaginar las muchas formas en que la historia hubiese sido diferente si la superstición de la "autoridad" hubiese colapsado en el pasado.

Obviamente las atrocidades de la Alemania Nazi, la Rusia de Stalin, la China de Mao, la Cambodia de Pol Pot, y muchas otras, jamás hubiesen ocurrido.

Además, aunque todavía habrían choques culturales y/o religiosos, las guerras a gran escala simplemente no podrían ocurrir sin soldados obedeciendo ciegamente a una "autoridad" percibida.

Si la enorme cantidad de recursos, esfuerzo e ingenio que han sido invertidos en la destrucción masiva (la guerra) hubiesen sido invertidos en algo productivo, ¿en donde estaríamos hoy en día?

Si en vez de gastar cantidades tan enormes de tiempo y esfuerzo luchando sobre quién debería tener las riendas del poder, y para qué debería usarse el poder…

La gente hubiese pasado todos esos años siendo inventiva y productiva, ¿como se vería el mundo actualmente?

¿Cómo hubiesen sido las cosas si cada persona hubiese podido apoyar lo que cada una quisiera, en vez de que un "gobierno" robara a todo el mundo, para después tener una discusión sin fin sobre cómo es que esos "fondos públicos" deberían invertirse?

¿Cómo hubiesen sido las cosas si, en vez de discutir sobre qué plan autoritario centralizado debería ser impuesto a la fuerza sobre todas las personas…

… la gente hubiese vivido sus propias vidas, y hubiese perseguido sus propios sueños?

¿Quién puede si quiera imaginarse qué tan lejos pudo haber progresado la humanidad en general?

No estoy diciendo que sin la creencia en la "autoridad" los conflictos personales nunca aparecerían – estos pueden darse, y en algunos casos pueden terminar en violencia.

La diferencia es que con la creencia en los "gobiernos", estos conflictos siempre terminan en violencia (o amenazas de violencia), debido a que la coerción es todo lo que los "gobiernos" hacen.

Mientras que la gente, inclusive gente con puntos de vista y experiencias muy diferentes, usualmente pueden encontrar formas de coexistir pacíficamente…

Cualquier situación en la que la "autoridad" es involucrada será automáticamente "solucionada" con fuerza.

En cuanto al problema del "matrimonio del mismo sexo", ¿qué tal si en vez de tener continuas discusiones sobre qué puntos de vista y opciones deberían ser forzadas sobre todas las personas…

… cada pastor de iglesia, cada empleador, y cada individuo, pudiese decidir por si mismo cómo vivir, a qué quiere llamarle "matrimonio", y así?

En cuanto al problema de "rezar en las escuelas", ¿qué tal si en vez de que el "gobierno" cree conflictos hostiles confiscando dinero a la fuerza de todos los dueños de propiedades para financiar un enorme sistema homogéneo de escuelas "públicas"…

… cada persona (cristiano, judío, musulmán, ateo, etc.) pudiese elegir qué escuela apoyar, o no apoyar ninguna?

Esto no significa que gente con puntos de vista diferentes sientan agrado los unos hacia los otros, o que terminen creyendo las mismas cosas…

Pero sí significa que sin creer las mismas cosas, ellos igual podrían coexistir pacíficamente – una situación que los "gobiernos" no permiten.

Que tal si, en vez de que las agencias "gubernamentales" decidan qué drogas y tratamientos médicos le permitirán a la gente usar de forma "legal", y qué practicantes tendrán "licencia" para ejercer su profesión…

¿La gente pudiese tomar sus propias decisiones?

(En un escenario así, el negocio de proveerle información imparcial a los clientes sobre varios productos y servicios se volvería muy popular y rentable.)

Las soluciones "gubernamentales" casi siempre consisten en los políticos decidiendo cómo lidiar con diferentes situaciones, para luego imponer a la fuerza sus ideas sobre todas las demás personas.

Pero que los políticos tomen las decisiones de todas las personas, en vez de que cada persona tome sus propias decisiones, no solo carece de legitimidad moral, sino que es inefectivo en términos prácticos.

Y eso es verdad para todo tipo de aspectos en la sociedad humana.

¿Cómo se vería el mundo si, durante los pasados cien años, en vez de discutir sobre cómo limitar a la fuerza las opciones de las personas (lo cual es lo que hacen todas las "leyes")…

la gente hubiese invertido su tiempo y esfuerzo probando ideas nuevas, y descubriendo nuevos métodos para resolver problemas, de tal forma que cada persona pudiese habido dedicar su propio tiempo, esfuerzo y dinero a lo que sea que él o ella hubiese elegido apoyar?

¿Qué tal si, en vez de un sistema centralizado de redistribución forzada de dinero ("prestaciones sociales"), la gente hubiese sido dejada en paz para decidir por si mismos las formas más efectivas y compasivas de ayudar a los necesitados?

En vez de un sistema que recompensa la pereza y la deshonestidad, el cual también promueve la dependencia, podríamos tener un sistema que de verdad ayude a la gente.

¿Qué tal si , en vez de un "gobierno" forzando a los negocios a hacer lo que sea que los políticos y burócratas decretaran que es "seguro"…

… la gente desarrollara sus propias ideas e invenciones, estableciera sus propias prioridades, y tomara sus propias decisiones sobre cuál es la mejor forma de protegerse a si mismos?

¿Qué tal si, en vez de tener una máquina de control centralizada intentando forzar a la gente a ser "justa", la gente pudiese elegir por sí misma con quién asociarse, qué tipo de negocios hacer, y así?

Todo aquello por lo que los "gobiernos" pagan crean conflictos.

Todo proyecto "público" – desde "subvenciones" entregadas por el "fondo nacional para las artes", hasta subvenciones para ciertos estudios o negocios, escuelas, parques, y todo lo demás que sea "público"…

Se reduce a robarle dinero a miles o millones de personas, con el objetivo de darle ese dinero robado a unas pocas personas.

¿Por qué es que alguien esperaría que todas las personas en todo un país – inclusive solo cien personas – estén todos unánimemente de acuerdo sobre cómo debería gastarse su dinero?

¿Qué tal si, en vez de los muchos billones de dólares en poder de inversión, siendo redirigidos y apropiados cada año para financiar los planes de los políticos y sus burocracias…

… todo ese dinero hubiese sido utilizado por parte de la gente que se gano ese dinero, en cosas importantes para ellos, o que ellos de verdad hubiesen querido apoyar?

¿Qué tal si, en vez de tener una economía constantemente reprimida por los impuestos, regulaciones, y la inflación causada por la manipulación de las monedas fíat…

… existiera un libre comercio de verdad, en el que cada persona invierte los frutos de su trabajo en aquellas cosas que él o ella de verdad valore?

¿Acaso es imposible imaginarnos los niveles de tecnología y prosperidad que serían posibles, así como la gente de hace cien años no se hubiese podido imaginar todas las riquezas, comodidades y conveniencias que tenemos hoy en día?

Así como hoy en día "los pobres" en los Estados Unidos (y muchos países en el mundo) cuentan con comodidades y lujos que inclusive la realeza no tenía hace unas pocas décadas…

… una sociedad realmente libre rápidamente nos llevaría a un nivel de comodidad y seguridad a gran escala que pocos pueden imaginarse.

Por ejemplo, trabajar tres horas al día, en vez de ocho, podría volverse el nuevo normal.

Y a medida que la riqueza incrementa, la gente podría tener vidas muy cómodas, inclusive ejerciendo trabajos de muy poca habilidad como cocinar hamburguesas.

Con el potencial para una abundancia así, proveer las necesidades básicas para la gente enferma y los ancianos – aquellos cuyas capacidades de productividad son limitadas – ya no sería un problema.

Además, a medida que la sociedad en general consigue más riqueza, la gente entonces podrá ponerle más atención a problemas ambientales.

(En contraste, cuando la gente lucha para encontrar suficiente comida para sobrevivir, a duras penas se preocuparán por el bienestar a largo plazo de la flora y la fauna local.)

La cantidad de tiempo, esfuerzo e ingenio que han sido apropiados por las clases gobernantes del mundo es algo que abruma la mente.

Billones y billones de dólares han sido robados por varios "gobiernos", y han sido gastados en conquistar, subyugar, asesinar y destruir – creando no solo injusticia y sufrimiento, sino también una gigantesca pérdida de riqueza para la humanidad.

Inclusive programas "gubernamentales" que tienen la supuesta intención de ayudar a la gente son notoriamente ineficientes, derrochadores, fraudulentos, y susceptibles a la corrupción.

Más o menos una tercera parte de toda la riqueza producida en los Estados Unidos cada año es robada por la clase gobernante federal (y más es robada al nivel estatal, de condado y local).

Aunque una parte de esa riqueza robada regresa al público general, mucha de esta simplemente es utilizada por las burocracias y maquinaria del "gobierno", sin producir nada de valor en el proceso.

De hecho, si una tercera parte de todo lo producido en los Estados Unidos fuese lanzado inmediatamente a un basurero, en vez de darle todo eso a los parásitos federales, la gente tendría más riqueza de la que posee actualmente.

Esto es así porque el "gobierno" no solo desperdicia y gasta la productividad y la riqueza, sino que además usa la riqueza que roba para:

* Pagarle a varias personas para que no sean productivas (por medio de programas como prestaciones sociales, estampillas de comida, ayuda a familias con niños dependientes, y similares)

* Pagarle a varias personas para producir cosas que nadie quiere (como burocracias y programas de "creación de trabajos")

* Pagarle a varias personas para destruir riquezas y propiedades (como el ejército)

* Y pagarle a varias personas para interferir a la fuerza con la habilidad de otras personas de ser productivas

(Por medio del cobro de impuestos, regulaciones, licenciamiento, permisos, zonificación, salarios mínimos, aranceles, restricciones de comercio, monopolios forzados, aprisionar a gente no-violenta pero productiva, etc.)

Suma toda la productividad directamente robada por el "gobierno", y la cantidad de productividad que el "gobierno" previene a la fuerza…

Y uno puede empezar a ver una muestra del nivel de prosperidad que el mundo entero podría disfrutar si no fuese por el gigantesco peso muerto conocido como el "gobierno"…

Y el nivel de prosperidad que el mundo disfrutará una vez la superstición de la "autoridad" haya colapsado.

Lo que la humanidad podría lograr, si no estuviese frenada por el mito de los "gobiernos", se escapa de la imaginación.

Esto incluiría un drástico salto en comodidad material y riqueza para miles de millones de personas, y significaría el fin de la pobreza y el hambre en todo el mundo.

(Sino fuese por los impuestos, regulaciones, y otros obstáculos "legales", nosotros ya tenemos los medios para alimentar a todos en el planeta.)

También significaría el final de las deudas para casi todos.

Sin el fraude bancario "legalizado" (como el de la Reserva Federal), y el continuo cobro de "impuestos" por nuestro ingresos, propiedad, comercio y herencia…

La gente acumularía su riqueza en vez de apenas mantenerse a flote mientras enriquecen a los políticos y banqueros.

Y una abundancia de riqueza material resultaría en que la gente pudiese invertir la mayoría de (o todo) su tiempo y esfuerzo en cosas que aman hacer…

En vez de tener que trabajar largas horas haciendo cosas que no disfrutan solo para poder conseguir comida y refugio.

Las vidas de muchas personas promedio podrían ser mucho más agradables y satisfactorias, cuando actualmente suelen ser tediosas y estresantes.

Irónicamente, las visiones casi-utópicas que muchos tiranos han prometido (pero jamás han cumplido), pueden lograrse haciendo exactamente lo opuesto:

Por medio de una sociedad verdaderamente libre, sin gobernantes ni controladores centralizados.

Si no fuese por la superstición de la "autoridad", nosotros ya habríamos llegado hasta allá.

¿Qué tal si, durante los últimos miles de años, cada persona se hubiese concentrado en sus propios asuntos, y no hubiese intentado usar "gobiernos" para forzar sus ideas y prioridades sobre otras personas?

¿Qué tal si, en vez de un gigantesco monstruo centralizado que:

* Violentamente limita las decisiones, opciones, creatividad e ingenio de todos…

* Intentando forzar conformidad e invariabilidad en la sociedad…

* Mientras le chupa a los productores sus ideas y riquezas...

… en su lugar hubiésemos tenido:

* Personas y grupos diferentes probando ideas nuevas…

* Y descubriendo las mejores formas de resolver problemas y crear un mundo mejor…

* Guiados por sus propias creencias y valores?

Tristemente, la idea aún aterroriza a muchas personas, quienes todavía se imaginan que un mundo controlado a la fuerza por políticos sería más seguro y civilizado que un mundo habitado por seres humanos libres ejerciendo su albedrío y juicio individual.

El hecho es que aquellas personas quienes le ponen su fe a los "gobiernos" para que las cosas funcionen, aunque ciertamente son la inmensa mayoría, y aunque tienen buenas intenciones…

Son el problema.

Como resultado de su adoctrinamiento en el culto de la "autoridad", ellos siguen creyendo e impulsando la profundamente desquiciada idea de que el único camino a la paz, la justicia, y la civilización armoniosa viene de…

* La constante coerción y control a la fuerza por parte de los "gobiernos"

* La opresión y esclavitud perpetuas ejecutadas en el nombre de la "ley"

* Y el sacrificio del albedrío personal y la moralidad sobre el altar de la dominación y la obediencia ciega

Por duro que eso pueda sonar, es la base en toda la creencia en los "gobiernos".

← Efectos secundarios del mito

→ Aceptando la realidad

↓ Tu atención por favor ↓

Dime, ¿estás interesado/a en aprender inglés?

¿Te gustaría poder aprender tan bien el idioma que puedas entender prácticamente todo lo que leas y escuches en inglés?

¿Te gustaría poder comunicarte en inglés sin problema, tanto por escrito como hablando?

Si es así, te invito a visitar Inglesk.com.

Allí aprenderás cómo aprender inglés por tu propia cuenta, usando contenido que de verdad disfrutes, y sin tener que memorizar reglas gramaticales.

¡Haz clic aquí para entrar a Inglesk.com y aprender cómo dominar el inglés de una vez por todas!