Ningún estándar objetivo | La superstición más peligrosa

Haz clic aquí para descargar este libro digital en el Internet Archive


→ Tabla de contenidos

De nuevo, en los ojos de aquellos que creen en los "gobiernos", hay un mundo de diferencia entre los comportamientos individuales aceptables…

Y los comportamientos aceptables por parte del "gobierno".

Cuando un individuo roba $100, eso se ve como un crimen inmoral, pero cuando aquellos en el "gobierno" roban billones de dólares cada año, eso es visto como aceptable.

Si la persona promedio imprimiera sus propios billetes de $100, y saliera a gastarlos, eso sería visto como fraude y falsificación – un acto inmoral similar a robar.

Pero cuando el "gobierno" de los Estados Unidos le da "permiso legal" a la empresa Federal Reserve para hacer exactamente lo mismo, pero con billones de "dólares" en formato fíat, creados de la nada…

Eso es visto como aceptable, e inclusive útil y necesario.

Mientras que varios "gobiernos" han declarado que la persona promedio no tiene "la autorización" de poseer armas de fuego, los mercenarios del "gobierno" sí tienen autorización de poseer pistolas, bombas, aviones de combate, tanques, misiles, e inclusive cabezas nucleares.

Irónicamente, armas así (con la excepción de las armas nucleares) son rutinariamente puestas en las manos de la misma gente que, antes de volverse mercenarios para el "gobierno", se les prohibió poseer armas de fuego.

En otras palabras, cuando aquellos individuos usan su propio juicio, algunos políticos los declaran como gente que es demasiado poco confiable, y peligrosa para la sociedad, si se permite que tengan un revolver de cinco tiros.

Pero cuando esas mismas personas están siguiendo órdenes ciegamente, obedeciendo una cadena de comando, esos mismos políticos declaran que ahí sí se puede confiar en que mantengan…

* Rifles de asalto

* Rifles de francotirador

* Granadas

* Ametralladoras

* Tanques

* Aviones de combate

* Bombarderos

* Artillería pesada

* E incontables herramientas más de destrucción masiva

Además de la enorme brecha entre lo que las masas perciben como un comportamiento individual aceptable, y el comportamiento aceptable de los "gobiernos", el sentido público de cuando el "gobierno" ha llegado "demasiado lejos" parece ser casi aleatorio.

Los estándares por medio de los que la gente promedio es juzgada son simples y constantes: Si ellos roban, defraudan, asaltan o asesinan, eso es malo.

Pero la medida del bien y el mal para los "gobiernos" parece ser enormemente arbitraria.

Por ejemplo, actualmente es ampliamente aceptado que "ilegalizar" el alcohol sería injustificado…

Pero es legítimo que la marihuana siga siendo "ilegal", Y que se use violencia en masa y constante para imponer su prohibición.

Y una contradicción todavía más descabellada es que la gente se sentiría justamente ofendida si el "gobierno" intentara coaccionar a todos para que recogieran la basura de sus propios vecindarios…

Pero la mayoría aceptan como algo legítimo cuando el "gobierno", por medio del "reclutamiento militar", coacciona a la gente para ir a otro país y matar a otras personas o morir en el intento.

Descabelladamente, siendo este el ejemplo más atroz de trabajo forzado – forzar a la gente a viajar al otro lado del mundo para asesinar a totales extraños…

Ha sido cometido por un "gobierno" cuyas propias reglas (por ejemplo, la treceava enmienda de la constitución de Estados Unidos) prohíben la "servidumbre involuntaria".

Es claro que los límites de lo que el "gobierno" tiene permitido de hacer, en lo que concierne al público general, no están basados para nada en ningún principio.

Una razón por la que la gente, a través del mundo y a través de la historia, ha sido tan lenta en resistir la tiranía es que, siempre y cuando el crecimiento de la tiranía sea lento y constante, los tiranos nunca son vistos como habiendo "cruzado la raya".

Eso es porque, sin ningún principio subyacente con el cual medir el bien y el mal, no puede haber una línea que cruzar.

La creencia en la "autoridad" es completamente incompatible con el principio moral que sea, precisamente porque la esencia de esa creencia es la idea de que aquellos con "autoridad" no están confinados por las mismas reglas de conducta que el resto de sus súbditos.

¿Cómo podría ser lógico pensar que los súbditos estén justificados en dictaminar los estándares de comportamiento de sus amos?

Si el "cobro de impuestos" (es decir, la confiscación forzada de la riqueza) incrementa del 62% al 63%, ¿cómo es que cualquier estatista puede declarar, en principio, que un límite ha sido cruzado, o que el "gobierno" se ha pasado de la raya?

No puede haber una objeción hacia el robo basada en principios, a menos que sea una objeción contra cualquier nivel de robo, inclusive si es "legal".

Si en principio es legítimo que los "gobiernos" confisquen un 1% de la riqueza de la gente, entonces así mismo lo sería el otro 99% de la riqueza.

Es decir, o los gobernantes de verdad poseen a las personas, y dichos gobernantes tienen el derecho de confiscar tanto como les plazca…

O cada persona se posee a si misma, y los gobernantes no tienen el derecho de quitarles nada a la fuerza.

No puede haber un principio en la mitad de estos puntos. ¿Cómo sería posible que hubiese uno?

¿Qué base racional podría haber para sostener la creencia de que un 46% de esclavitud es buena, pero que un 47% de esclavitud es mala?

¿Cómo puede haber una línea basada en principios entre el 0% y el 100%?

Cuando la violencia del "gobierno" se vuelve demasiado diseminada, arbitraria y salvaje, ahí es cuando los estatistas más devotos empezarán a cuestionarla…

Pero ellos no sostienen principios reales que guíen cómo juzgar la legitimidad de las acciones de la clase gobernante.

Una vez es aceptado que un grupo de personas tiene el derecho inherente de cometer actos de agresión contra otras personas, no hay ningún estándar objetivo que limite un derecho así.

Si el "gobierno" puede requerir que la gente tenga una "licencia" para conducir su coche a la tienda de la esquina, ¿por qué no se les puede requerir que tengan una "licencia" para caminar por la calle?

Si es legítimo para los "legisladores" demandar que las armas de fuego privadas sean registradas y reguladas, ¿por qué no es también legítimo que demanden que todo tipo de expresión sea registrada y regulada?

Si está bien que los políticos creen un monopolio "gubernamental" para el envío de cartas y paquetes (cómo ocurrió con el servicio postal de los Estados Unidos), ¿por qué no está bien que ellos creen un monopolio "gubernamental" para los servicios de telefonía?

La razón por la que los "gobiernos" siempre son un camino peligroso, constantemente empujando lejos de la libertad y hacia el totalitarismo…

Es que una vez uno acepta la premisa de una clase gobernante, no hay una base objetiva para aplicarle límites a los poderes de esa clase gobernante.

No pueden haber estándares morales racionales para decir que una cierta persona tiene el derecho de cometer actos de agresión – robar, intimidar, asaltar y coaccionar…

Pero que él o ella solo puede cometer esos actos hasta cierto punto, o solo si "es necesario".

Si los esclavos aceptan que ellos son la propiedad legítima de otras personas, pero luego declaran que hay límites sobre lo que sus propietarios les pueden hacer, es una contradicción lógica.

De la misma forma, que un sujeto acepte a cualquier amo (incluyendo aquel llamado "gobierno"), y luego se imagine que él o ella – el súbdito – decidirá los límites del poder de su amo, es algo completamente ilógico e irreal.

Y sin embargo, eso es lo que todos los creyentes en el "gobierno representativo" buscan hacer.

En resumen, aquellos quienes creen en la "autoridad" han aceptado, en el nivel más fundamental, que ellos son poseídos por alguien más:

La gente que declara tener "autoridad".

Habiendo aceptado esa idea, ellos luego proceden a rogarle favores a sus amos.

Sin embargo, al hacer eso, la gente refuerza continuamente la idea de que a final de cuentas depende de los amos lo que ocurrirá con los súbditos.

El mensaje constante que retumba por todo el "proceso político" es este:

"Estas son las cosas que nosotros, la población, le pide a ustedes, los gobernantes, que nos permitan hacer."

El mensaje implícito subyacente a toda la acción política es que el único poder que tiene la población es el poder de chillar y rogar…

Y que a final de cuentas, es la decisión de los amos lo que ocurrirá.

El buscar cambios en "la ley" es aceptar que "la ley" es legítima.

En contraste, si un conductor armado fuese abordado por un ladrón de autos con un cuchillo, el conductor no sentiría ninguna necesidad de hacerle presión política al agresor, o rogarle al agresor que por favor le de permiso de quedarse con su propio coche y que no se lo robe.

Si el conductor tuviese los medios para repeler al atacante, dicho conductor tendría todo el derecho de repelerlo.

Pero pedir algo es aceptar que la decisión está en manos de la otra persona.

Pedirle a aquellos en el "gobierno" un poquito más de libertad es admitir que depende de ellos si la gente puede ser libre o no.

En otras palabras, pedir libertad es lo opuesto a ser libre – es aceptar estar subyugado a otra persona.

Considera el oxímoron, la contradicción, de que una persona declare que tiene el "derecho inalienable" de hacer algo, para luego pedirle a los políticos su permiso legislativo para hacer ese algo.

A final de cuentas, la creencia en la "autoridad" conlleva a que inclusive aquellos que se imaginan a si mismos como fervientes defensores de la libertad apoyen su propia subyugación.

Sin importar qué tan fuertemente le "exijan" a los políticos que cambien una "ley", aquellos que declaran amar la libertad mientras siguen creyendo en la superstición de la "autoridad"…

Simplemente refuerzan la legitimidad del control de las clases gobernantes sobre ellos, aceptando implícitamente que la gente necesita el permiso "legislativo" de la clase gobernante para poder tener el derecho de hacer lo que sea.

← Grande o pequeña, de izquierda o derecha, sigue siendo maldad

→ El efecto sobre los defensores de la libertad

↓ Tu atención por favor ↓

Dime, ¿estás interesado/a en aprender inglés?

¿Te gustaría poder aprender tan bien el idioma que puedas entender prácticamente todo lo que leas y escuches en inglés?

¿Te gustaría poder comunicarte en inglés sin problema, tanto por escrito como hablando?

Si es así, te invito a visitar Inglesk.com.

Allí aprenderás cómo aprender inglés por tu propia cuenta, usando contenido que de verdad disfrutes, y sin tener que memorizar reglas gramaticales.

¡Haz clic aquí para entrar a Inglesk.com y aprender cómo dominar el inglés de una vez por todas!