El pecado de la no-resistencia | La superstición más peligrosa

Haz clic aquí para descargar este libro digital en el Internet Archive


→ Tabla de contenidos

PARTE 3.4: Los efectos sobre los espectadores

Es obvio que la creencia en la "autoridad" afecta las percepciones y acciones de los "agentes de imposición", y también afecta las percepciones y acciones de aquellos a quienes les son impuestas las "leyes".

Pero inclusive las percepciones y acciones de los espectadores, aquellos que no están directamente involucrados, también juegan un enorme papel en determinar el estado de la sociedad humana.

Más específicamente, la inacción de los espectadores, quienes silenciosamente permiten que la coerción "legal" sea impuesta en otros, tiene un impacto enorme.

La historia humana está llena de ejemplos que prueban que Edmund Burke tenía razón cuando dijo que todo lo que se necesita para que triunfe el mal es que la gente bueno no haga nada.

Los asesinatos en masa cometidos por los regímenes de Stalin, Mao, Hitler, y muchos otros, fueron posibles no solo por la voluntad de los "agentes de imposición" de llevar a cabo las ordenes de los megalomaníacos…

Sino también por la obligación imaginada de obedecer la "autoridad" que sufrían sus víctimas…

Y también por la creencia sostenida por casi todos los espectadores, la cual establece que ellos nunca deben interferir con que "la ley" se imponga y se lleve a cabo.

Los perpetradores de injusticia en masa, incluyendo asesinatos en masa, siempre son enormemente superados en número por parte de sus víctimas…

Y si añades el número de espectadores – todas esas personas que pudieron haber intervenido pero no lo hicieron – se vuelve obvio lo significativas que pueden ser las acciones (o inacciones) de simples "espectadores".

Por supuesto, algunas personas se rehusarán a intervenir en una situación simplemente por el básico miedo que están sintiendo.

Un espectador que esté presenciando un atraco, quien no se atreve a intervenir, NO estará aprobando ese atraco por su inacción.

Ese espectador simplemente valora más la seguridad que se da por su inacción, que cualquier beneficio que pueda recibir la víctima si el espectador interviene.

Sin embargo, existen muchos casos en los que la creencia en la "autoridad" hace que la gente vacile en cuanto a involucrarse en un conflicto…

Pero no por miedo, sino por una profunda aversión psicológica de ir en contra de la "autoridad".

Existen dos formas en las que esto puede causar que los espectadores se queden totalmente quietos mientras que injusticias "legales" se le imponen a otras personas:

1) El espectador puede creer que la injusticia en realidad es justa, porque lo dice "la ley".

2) El espectador puede desaprobar esa injusticia, pero su deseo de actuar en contra de los "agentes de imposición", o inclusive de hablar en contra de la "autoridad", es reprimido por su acondicionamiento de sumisión.

En cualquier caso el resultado es el mismo:

El espectador no hace nada para detener la injusticia.

Pero estos dos fenómenos serán abordados por separado.

← Los efectos sobre los criminales de verdad

→ Imaginando que la maldad "legal" es buena

↓ Tu atención por favor ↓

Dime, ¿estás interesado/a en aprender inglés?

¿Te gustaría poder aprender tan bien el idioma que puedas entender prácticamente todo lo que leas y escuches en inglés?

¿Te gustaría poder comunicarte en inglés sin problema, tanto por escrito como hablando?

Si es así, te invito a visitar Inglesk.com.

Allí aprenderás cómo aprender inglés por tu propia cuenta, usando contenido que de verdad disfrutes, y sin tener que memorizar reglas gramaticales.

¡Haz clic aquí para entrar a Inglesk.com y aprender cómo dominar el inglés de una vez por todas!