Tú te gobiernas a ti mismo, y yo a mí mismo | La superstición más peligrosa

Haz clic aquí para descargar este libro digital en el Internet Archive


→ Tabla de contenidos

Por definición, en ausencia de la "autoridad", nadie tendría el poder o derecho de proclamar:

"Así es como se harán las cosas."

Sin embargo, esa es la única plantilla de pensamiento que la mayoría de autoritarios han considerado en sus vidas.

Aquellos quienes se dan cuenta de que no tienen ni la habilidad ni el derecho de controlar a toda la humanidad no piensan en términos de un plan maestro para la raza humana.

En su lugar, ellos piensan en términos de lo único que pueden controlar de verdad: Sus propias acciones.

Ellos piensan en términos de, "¿qué debería hacer yo sobre esto?"

En vez de, "¿qué debería pedirle a los amos que hagan sobre esto?"

Ellos no son tan arrogantes o fantasiosos para pensar que tienen el derecho o la habilidad de tomar decisiones para toda la humanidad.

Ellos toman sus propias decisiones, y aceptan la inevitable realidad de que otras personas tomarán decisiones diferentes.

En un nivel práctico, es absurdo esperar que un sistema de control centralizado, en el que un puñado de políticos con un entendimiento y experiencia limitados se inventan un plan maestro y luego lo fuerzan sobre toda la sociedad…

Funcione mejor que comparar y combinar el conocimiento, ingenio y experiencia de cientos de millones de individuos, por medio de redes de comercio y cooperación mutuamente voluntarias.

Sin importar cual sea la meta – ya sea producir alimentos, construir carreteras, proteger contra agresores, o lo que sea…

Las ideas que provienen del "caos" de millones de personas intentando diferentes invenciones y soluciones siempre será mejor que las ideas que se inventen un puñado de políticos.

Esto es especialmente cierto a la luz del hecho de que, aunque los políticos fuerzan sus ideas sobre toda la sociedad por medio de "la ley", inclusive si son ideas terribles que a nadie les gusta…

Las ideas en el libre mercado tienen que ser lo suficientemente buenas para que otros las apoyen voluntariamente.

A pesar de la increíble prosperidad que ya ha sido creada por medio del comercio y la mutua cooperación relativamente libres (las cuales son actividades naturalmente "anarquistas")…

El pensamiento de que la gente coexista sin que todos ellos estén siendo controlados y regulados por un plan maestro sigue siendo incomprensible para la mayoría de estatistas.

La mayoría de estatistas ni siquiera ha empezado a contemplar la posibilidad de estar verdaderamente a cargo de sus propias vidas.

Todo sobre la sociedad autoritaria moderna entrena a la gente para que sean súbditos leales a un sistema de control, en vez de entrenar a la gente para ser lo que deberían ser:

Entidades soberanas, averiguando las cosas por si mismos, interactuando con otras personas como iguales, y respondiendo a sus propias consciencias por encima de todo.

Para la mayoría, la idea de un mundo donde ellos son los que deben resolver problemas y disputas, ayudar a quienes lo necesitan, y protegerse a si mismos y a otros…

Sin correr a meterse debajo de las naguas de una "autoridad" todo-poderosa…

Es un concepto ajeno y terrorífico.

A ellos les encanta apoyar las soluciones autoritarias, pero ni siquiera quieren ser los que estén a cargo, y mucho menos quieren ser personalmente responsables de hacer que la sociedad funcione.

Y su creencia en la "autoridad" es lo que usan para intentar evadir esa responsabilidad, y evitar las realidades de la vida.

La vida de un animal enjaulado es, en muchas formas, más fácil que la vida en la naturaleza.

Así mismo, la vida como un esclavo humano que no reflexiona puede ser más predecible, y se siente más segura, que una vida de responsabilidad.

Sin embargo, así como vivir en la naturaleza hace a los animales más fuertes, inteligentes, y con mayor capacidad de cuidarse a si mismos…

Abandonar el mito de la "autoridad" forzará a los seres humanos a ser más inteligentes, más creativos, más compasivos, y más morales.

Eso NO quiere decir que toda la gente será sabia, amable y generosa sin la creencia en los "gobiernos"…

Pero si millones de individuos entendieran que depende de cada uno de ellos hacer del mundo un mejor lugar…

En vez de simplemente jugar obedientemente un papel asignado en el plan maestro de alguien más, mientras le lloran al "gobierno" para que lo arregle todo…

Eso desataría un nivel de creatividad, ingenio y cooperación humana más allá de lo que la mayoría de personas nos podemos imaginar.

← Ningún plan maestro

→ Una sociedad diferente

↓ Tu atención por favor ↓

Dime, ¿estás interesado/a en aprender inglés?

¿Te gustaría poder aprender tan bien el idioma que puedas entender prácticamente todo lo que leas y escuches en inglés?

¿Te gustaría poder comunicarte en inglés sin problema, tanto por escrito como hablando?

Si es así, te invito a visitar Inglesk.com.

Allí aprenderás cómo aprender inglés por tu propia cuenta, usando contenido que de verdad disfrutes, y sin tener que memorizar reglas gramaticales.

¡Haz clic aquí para entrar a Inglesk.com y aprender cómo dominar el inglés de una vez por todas!