Un mundo sin gobernantes | La superstición más peligrosa

Haz clic aquí para descargar este libro digital en el Internet Archive


→ Tabla de contenidos

Aquel que ha sido des-programado observa al mundo, y en vez de ver jerarquías de diferentes clases gobernantes dentro de diferentes jurisdicciones, ve un mundo de gente igual.

La persona NO ve un mundo de gente igual en talento, habilidad o riqueza, por supuesto, pero sí ve un mundo de gente igual en cuanto a derechos.

Esa persona ve un mundo en el cual cada persona se posee a si misma, y se da cuenta de que no tiene a ningún amo legítimo, de que no existe nadie por encima de él o ella, y que eso mismo es verdad para todas las demás personas.

Esa persona des-programada no está atada a ningún "gobierno", ni a ningún "país", ni a ninguna "ley".

La persona es una entidad soberana, limitada por su propia consciencia, y nada más.

Darte cuenta de eso es increíblemente liberador, pero también puede ser bastante perturbador para aquellos quienes siempre han medido su conducta en cuanto a lo bien que han obedecido a otros.

La obediencia no solo es fácil, ya que permite que alguien más tome todas las decisiones por ti…

Sino que también le permite al que obedece ciegamente a que se imagine que las consecuencias, sean cuales sean, son siempre la responsabilidad de alguien más.

Tener que averiguar por ti mismo lo que es bueno y malo, y saber que solo tú eres responsable por tus decisiones y acciones, puede sentirse como una enorme carga.

Esencialmente, perder la creencia en la "autoridad" significa crecer y madurar, lo cual tiene sus ventajas y desventajas.

La persona des-adoctrinada ya no puede enfrentar el mundo como un niño despreocupado e irresponsable…

Pero al mismo tiempo, él o ella poseerá un nivel de libertad y empoderamiento que nunca antes se hubiese imaginado.

Los estatistas usualmente tienen un profundo terror de un mundo en el que cada persona decide por si misma qué hacer y que no.

Y desafortunadamente para ellos, eso es todo lo que ha existido, y eso es todo lo que existiría – todas las personas ya deciden por si mismas lo que harán y lo que no.

A eso es lo que le llaman "libre albedrío".

Muchos asumen que si un individuo no está atado a ninguna "autoridad", y tiene la actitud de "puedo hacer lo que quiera", entonces ese individuo se comportará como un animal egoísta.

Algunos inclusive se imaginan que ellos mismos se convertirán en animales así, a menos que sean gobernados por un amo.

Una creencia así implica que la gente siente una fuerte obligación moral de hacer lo que les ordenen, pero que de otra forma no cuentan con ninguna guía moral en lo absoluto.

Sin embargo, la mayoría de personas obedecen "la ley" porque creen que es bueno obedecerla.

No hay razón para pensar que, sin ser subordinados de un amo, a esas mismas personas ya no les importaría ser buenos.

Y aún así muchos siguen imaginando que los seres humanos son un montón de salvajes estúpidos, mantenidos a raya gracias a sus controladores.

Así que ellos esperan que sin el dominio que provee la creencia en la "autoridad", la mayoría de personas se volverían como animales desencadenados.

Aquellos que han abandonado la fantasía de la "autoridad" saben que así no son las cosas.

Verás, toda acción ciertamente tiene consecuencias, con o sin la existencia de la "autoridad".

Y a parte de los problemas morales, la mayoría de personas normalmente elijen comportarse de tal forma que no provoquen la ira de las demás personas.

Inclusive si nadie creyera en el bien y el mal, ser un ladrón o asesino habitual sería peligroso, y encontrar una forma de coexistir pacíficamente beneficia tanto al individuo como al grupo.

Pero a parte de eso, la mayoría de personas intentan ser buenas.

De hecho, esa es la razón por la que obedecen "la ley": Porque se les enseñó que hacer eso es bueno.

El problema NO es que la gente no quiere ser buena – es que su juicio de lo que es bueno y lo que es malo ha sido horriblemente retorcido y pervertido por la creencia en la "autoridad".

A ellos se les ha enseñado que financiar y obedecer a una pandilla de matones es virtud, y que resistirse es pecado.

A ellos se les enseña que pedirle a esos matones que roben y controlen a sus prójimos (por medio de "legislaciones") es perfectamente moral y legítimo.

En resumen, en cuanto a la "autoridad", a ellos se les enseña que lo bueno es malo y que lo malo es bueno.

Iniciar violencia por medio de "la ley" es visto como bueno, y resistirse a esos asaltos ("quebrantar la ley") es visto como malo.

Sin el mito de la "autoridad", la gente igual tendría desacuerdos, y algunas personas no dejarían de ser maliciosos y/o negligentes, por lo que igual seguirían haciendo cosas estúpidas y hostiles.

La principal diferencia en cómo los seres humanos interactuarían sin la superstición de la "autoridad" es muy simple:

Si alguien no se sintiera justificado en hacer algo en particular por su propia cuenta…

Entonces ese alguien no se sentiría justificado en pedirle a alguien más que hiciera ese algo en particular…

Ni tampoco se sentiría justificado en hacer ese algo en particular en nombre de otras personas.

El concepto es súper simple, casi hasta el punto de sonar trivial, pero llevaría a un enorme cambio en el comportamiento humano.

Por ejemplo, si alguien no se sintiera justificado en pagar por la educación de sus hijos robando forzosamente a sus vecinos…

Ese alguien tampoco se sentiría justificado en "votar" para que un "gobierno" local imponga un "impuesto de propiedad" para pagar por las escuelas "públicas".

Y si alguien no se sintiera justificado en robar la propiedad de su prójimo para financiar una escuela…

Ese alguien tampoco se sentiría justificado en hacerlo inclusive si tuviese una insignia, y alguien le ordenara hacerlo en nombre de "la ley".

Como otro ejemplo, si una persona no se sintiera justificada en invadir la casa de alguien para capturarlo, arrastrarlo fuera de ella, y encerrarlo en una jaula durante años, por poseer y/o vender una planta que altera la mente…

Entonces esa persona tampoco se sentiría justificada en apoyar las "leyes anti-narcóticos".

La persona tampoco se sentiría justificada en llevar a cabo una invasión, asalto y secuestro así solo porque una "autoridad" le dio una insignia y se lo ordenó, en el nombre de alguna "ley".

Y como otro ejemplo, si alguien no se sintiera justificado en usar la violencia para evitar que un completo desconocido ponga un pie en el lugar que sea en todo un "país"…

Entonces él o ella no se sentiría justificado en hacer lo mismo si alguien le diera una insignia de la ICE (Immigration and Customs Enforcement – Servicio de Imposición de Inmigración y Aduanas), ni tampoco se sentiría justificado en apoyar "leyes de inmigración" que le ordenan a otros a hacer eso.

En una sociedad sin el mito de la "autoridad" igual habrían ladrones, asesinos, y otros agresores en esa sociedad.

La diferencia es que todas las personas quienes ven el robo y el asesinato como inmoral ya no apoyarían ni justificarían los robos y asesinatos "legales", lo cual es lo que todos y cada uno de los estatistas hacen actualmente.

De nuevo, defender cualquier "ley" es defender el uso del nivel de fuerza autoritaria que sea, hasta e incluyendo fuerza letal, para imponerla.

Y la gente que percibe el robo y asesinato como inmorales nunca cometería actos así, simplemente porque una "autoridad" o "ley" se los ordena.

¿Qué tanto de lo que la policía hace diariamente harían por su cuenta, sin que una "ley" o un "gobierno" se los dijera? Muy poco.

¿Qué tanto de lo que los "soldados" hacen rutinariamente harían por su cuenta, sin que un líder militar autoritario se los ordenara? Muy poco.

¿Qué tanto de lo que los "recolectores de impuestos" hacen actualmente harían por su cuenta, sin que ningún "gobierno" se los ordenara? Nada de ello.

Todas las cosas buenas que actualmente hacen los "agentes de imposición", como detener a gente genuinamente hostil y destructiva para que no le hagan daño a inocentes…

Ellos lo seguirían haciendo sin el mito de la "autoridad".

Y ellos lo seguirían haciendo ya sea de forma caritativa, o como una carrera pagada, en el posible caso de que otras personas quieran pagarles voluntariamente para hacerlo.

Y al mismo tiempo, todas las cosas malas que los "agentes de imposición" y soldados hacen actualmente, como…

* Aterrorizar o dispararle a gente que no conocen

* Agredir a quienes cometen "crímenes" sin víctimas

* Detener, interrogar y asaltar a completos desconocidos

La mayoría de ellos dejarían de hacerlo.

Muy pocas personas fueron asaltadas, torturadas y asesinadas por la población general de Alemania, o la población general de Rusia, o la población general de China…

Antes de que los respectivos "gobiernos" de esos países, bajo los regímenes de Hitler, Stalin y Mao, impusieran "leyes" que pretendían legitimar atrocidades así.

¿Pero qué tantas atrocidades fueron cometidas después de que la "autoridad" le diera ordenes directas a la gente de cometerlas?

Los números son abrumadores: Decenas de millones fueron asesinados, y cientos de millones fueron asaltados, oprimidos y/o torturados.

Obviamente, la gente de esos países (y prácticamente las de casi todos los demás países) estuvo menos inclinada a cometer actos de agresión por su propia cuenta, en comparación a cometer actos de agresión tras recibir órdenes de cometerlos por una percibida e imaginada "autoridad".

Irónicamente, cuando se les muestra a los estatistas el concepto de una sociedad enteramente voluntaria, en la que todos los servicios son financiados por clientes dispuestos (incluyendo los servicios de defensa y protección), en vez de por medio del coercitivo "cobro de impuestos"…

Muchos de dichos estatistas predicen que empresas de seguridad privada evolucionarán en nuevos "gobiernos" abusivos y opresivos, y/o que compañías de seguridad compitiendo las unas con las otras terminarían participando en conflictos violentos perpetuos entre ellas.

Predicciones así fallan en reconocer que la mayoría de la gente NO quiere atacar ni robar a su prójimo, y que ellos mismos no quieren ser víctimas de ataques ni robos…

Y que es únicamente a través de la creencia en la "autoridad" que la mayoría se siente bien sobre defender los robos por medio de "impuestos", o inclusive se siente obligada a aceptar el ser atacados y robados por medio de "obedecer las leyes".

Sin la noción de que el "gobierno" tiene derechos que el individuo no tiene, ninguna empresa de seguridad privada que sea maliciosa y agresiva recibiría apoyo popular.

Si ellos fuesen vistos simplemente como empleados privados, como gente promedio, entonces ninguno de los involucrados – ni los clientes ni sus protectores contratados…

Se imaginarían que los empleados tienen el derecho de robar, acosar, aterrorizar, o hacer lo que sea que nadie más tiene el derecho a hacer.

Para verlo de otra forma, y para hacerlo más personal, imagínate vivir en un mundo en el que ninguno de tus vecinos se siente justificado en apoyar que se te "cobren impuestos" para financiar cosas que no apruebas.

Imagina si cada causa, cada plan, cada programa, cada idea, cada solución propuesta para todo tipo de problemas, fuese algo que podrías apoyar voluntariamente o no.

Imagínate vivir en un mundo donde ninguno de tus vecinos sintiera que tuviese el derecho de imponerte a la fuerza sus ideas, decisiones y estilos de vida.

Ellos se sentirían justificados (como lo hacen actualmente) en usar fuerza defensiva para detenerte si decidieras atacarlos o robarlos, pero pocos se sentirían bien sobre cometer cualquier tipo de agresión contra ti.

Contrario a lo que la mayoría de gente asume, así es exactamente como se vería un "mundo sin reglas".

Cada persona sería guiada por su propia consciencia – lo cual puede ser visto como "reglas" auto-impuestas o como "gobierno propio" o "auto-gobierno"…

Y aunque algunas personas que actúan por su cuenta igual tomarán decisiones estúpidas y/o maliciosas, y cometerán actos de agresión, nadie se imaginaría que llamar algo una "ley" o una "regla" volvería bueno un acto inherentemente injustificado.

Y si tú fueses a resistir un acto de agresión así, tus prójimos te alabarían por hacer eso, en vez de condenarte como un "criminal", lo cual casi todos ellos harían hoy en día si te resistieras a un acto de agresión que resultaba ser "legal".

← Viendo un mundo diferente

→ Pensando y hablando de forma diferente

↓ Tu atención por favor ↓

Dime, ¿estás interesado/a en aprender inglés?

¿Te gustaría poder aprender tan bien el idioma que puedas entender prácticamente todo lo que leas y escuches en inglés?

¿Te gustaría poder comunicarte en inglés sin problema, tanto por escrito como hablando?

Si es así, te invito a visitar Inglesk.com.

Allí aprenderás cómo aprender inglés por tu propia cuenta, usando contenido que de verdad disfrutes, y sin tener que memorizar reglas gramaticales.

¡Haz clic aquí para entrar a Inglesk.com y aprender cómo dominar el inglés de una vez por todas!